La montaña es el gancho

Los estudios confirman el interés creciente de los turistas por las actividades realizadas en el monte. Crece, además, el gasto diario que realizan

Dos montañeros contemplan las vistas desde la vega del Urriellu, en Picos de Europa.Dos montañeros contemplan las vistas desde la vega del Urriellu, en Picos de Europa
Dos montañeros contemplan las vistas desde la vega del Urriellu, en Picos de Europa

Redacción

Rutas cortas de senderismo, otras más exigentes de trekking, excursiones al monte o también escalada. La montaña se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos del Principado. Así lo confirman las encuestas realizadas a lo largo del año 2017 a los viajeros. A la pregunta ¿qué actividades realizas?, un porcentaje creciente reconoce que no se pierde el perfil de las cimas asturianas. La proporción es grande y mayor que en el 2016. Así queda patente en el último boletín del Sistema de Información Turística de Asturias (Sita) publicado esta semana y que hace un balance del cuatrimestre que abarca de abril a agosto.

No es la única conclusión a la que llega. El gasto que realiza cada viajero también crece. Aumenta el presupuesto global del viaje y el desembolso diario. El boletín recoge que, de media, cada turista se deja en la región 553,44 euros, lo que supone 16,57 euros más que hace un año. Ese dinero va tanto al alojamiento como a la comida. La conclusión directa es que el peso del sector dentro de la economía regional es cada vez mayor. El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirma que llegan más viajeros. El Sita profundiza en esta idea y señala que, además de ser más, se rascan el bolsillo.

El boletín

Los gustos de los viajeros, las actividades que realizan y lo que más les gusta de Asturias son instrumentos útiles para los empresarios y varían considerablemente en función de la época del año. Este verano la montaña está de moda. Más de un 22% de los turistas que eligieron el Principado como destino visitaron algún monte. Más del 16% practicaron senderismo y casi el 10% se decantaron por rutas más exigentes de trekking. Si a estos amantes de la actividad se les suma los que se apuntaron a actividades organizadas de turismo activo (6,5%), los aficionados al cicloturismo (1,5%) y aquellos que realizaron tramos del Camino de Santiago (2,8%), entonces se convierten en mayoría. Todos los planes ganan adeptos, salvo el turismo activo que pierde tirón con respecto a 2016. 

Cuando tienen que votar lo que más les gusta del Principado, las respuestas son de lo más variadas. Algunos responden cosas tan curiosas como los hórreos. Pero la naturaleza, en su concepto más amplio, desde el paisaje a la montaña, concita bastante unanimidad. Sumados todos esos apartados roza el 43%. Al igual que sucedía con las actividades, el porcentaje es muy llamativo y superior al registrado un año antes. La nota media que otorgan, además, a la conservación del medio natural roza el sobresaliente, con un 8,5 sobre un máximo de 10. Solo la gastronomía -otro referente del turismo regional- y el trato de la gente consiguen puntuaciones más altas.

El informe del Sita confirma otros aspectos importantes para los empresarios del sector: la recuperación del avión como medio de transporte para llegar al Principado. El incremento de las rutas directas desde el aeropuerto tiene un reflejo directo en el porcentaje de viajeros que reconoce haber aterrizado literalmente en Asturias. Son el 16%, casi cinco puntos más que en 2016. Las aerolíneas ganan clientes a costa del tren y de aquellos que antes utilizaban su vehículo particular. Estos dos medios han perdido presencia. 

Es posible que el incremento de las conexiones directas y del número de viajeros que las usan expliquen también la ampliación del mercado internacional. En este 2017 están llegando más extranjeros y ya rozan el 20%, uno de los objetivos que el Ejecutivo asturiano se había marcado, que dos de cada diez procedan de otros países. De todos modos, siguen llegando mas madrileños que extranjeros. Desde hace años, Madrid está consolidado como el principal emisor de clientes. País Vasco y Castilla y León en los últimos años han bajado en porcentaje. Siguen llegando muchos pero el perfil es más variados. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La montaña es el gancho