La industria de la impresión 3D toma forma en Asturias

Las empresas de la región tienen en marcha proyectos relacionados con la fabricación aditiva en diferentes sectores productivos

Una bioimpresora 3D
Una bioimpresora 3D

Redacción

El futuro ya es presente y el presente de la industria mundial, también de la asturiana, pasa por la fabricación aditiva. Se trata de un proceso por el que un archivo 3D es convertido en un objeto físico mediante la adición capa por capa de material. Hace unos años este tipo de procedimientos sonaban a ciencia ficción, pero las impresoras 3D ofrecen ahora un catálogo de productos que aumenta cada día. En Asturias, son varias las compañías que han visto nicho de mercado y se han especializado en el sector. El paradigma es Prodintec, pero hay muchas más.

Las empresas de la región son conscientes de la importancia de renovarse y subirse al tren de las nuevas tecnologías. Ese interés es compartido por el Principado, que entre sus planes estratégicos también ha marcado en rojo la apuesta por el impulso a este tipo de industria. Prueba de ello es que durante 2016 el Ejecutivo autonómico, a través de sus diferentes programas, concedió 15,4 millones de euros a 168 empresas para proyectos enmarcados en alguna de las temáticas prioritarias de la Estrategia de Especialización Inteligente -el plan con el Principado pretende renovar el tejido industrial de la región-. De ellos, la subvención destinada a proyectos relacionados con fabricación aditiva ascendió a casi 1,5 millones. 

Las posibilidades que ofrece la fabricación aditiva son muy amplias, de ahí que el sector aglutine a empresas con diferencias importantes. Prodintec ejerce el liderazgo tecnológico en Asturias, debido principalmente a que es la tecnología por la que apostó desde su fundación, en 2004. La compañía incorpora esta tecnología como una de las más prometedoras para favorecer la adaptación a la cuarta revolución industrial y colabora en numerosos proyectos relacionados con esta temática. Recientemente ha llevado a cabo un interesante proyecto para el sector europeo de defensa.

Ejemplos en Asturias

En Asturias, existen importantes empresas de diferentes sectores que están apostando por la fabricación aditiva como nuevo modelo de producción.  En el sector de los materiales, ArcelorMittal ha anunciado que invertirá alrededor de 20 millones de euros para abrir un taller de impresión 3D en Avilés.

En el metalmecánico, Tekox ha sido Premio IDEPA al Proyecto Innovador en 2016 por su trabajo en la aplicación de la fabricación aditiva para la elaboración de moldes de inyección de plástico para series largas de nuevo producto.

En el sector de la construcción, Cementos Tudela Veguín y Coprosa, con el apoyo de Prodintec, lleva dos años trabajando en el desarrollo y la mejora de una impresora 3D capaz de imprimir cemento. En el biosanitario, el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega está trabajando en la producción de implantes cerámicos que permiten regenerar huesos (scafols) y en el desarrollo de biotintas que permitan imprimir córneas artificiales utilizando esta tecnología.

En el sector tecnológico, Izertis está apostando estratégicamente por el desarrollo de soporte tecnológico para la fabricación aditiva y en los últimos años ha participado en proyectos de desarrollo de impresoras 3D, bioimpresoras y bioimpresoras 4D (incorporan el factor tiempo). La Universidad de Oviedo también se ha sumado al desarrollo de la impresión 3D, facilitando la formación de los alumnos e incorporando un posgrado a su oferta educativa.

Financiación público-privada

La Consejería de Empleo, Industria y Turismo, a través de las Primas Proof of Concept, está ensayando un nuevo modelo de financiación público-privada para apoyar modelos de innovación abierta en empresas tractoras de la región con el objetivo de que los proyectos de investigación realizados por la oferta científica asturiana se apliquen en el entorno industrial.

Hasta el momento se han realizado tres ediciones de las Primas, en las que han participado ArcelorMittal, Industrias Lácteas Asturianas y Thyssenkrupp Elevator Innovacion Center, y se están llevando a cabo diferentes proyectos relacionados con la fabricación aditiva. De las 5 primas Proof of Concept financiadas entre Arcelor e IDEPA, dos están en la temática de Fabricación Aditiva. 

Una minifábrica aerotransportable para el ejército y otros proyectos de impresión por capas

L.F.
Proyecto de Prodintec para la Agencia de Defensa Europea
Proyecto de Prodintec para la Agencia de Defensa Europea

Prodintec ha ganado un concurso para fabricar un cajón móvil con dos impresoras 3D para la Agencia Europea de Defensa

Prodintec es el gran referente de la fabricación aditiva en Asturias. No es la única empresa de la región que ofrece este tipo de servicios pero sí la que tiene en marcha proyectos más relevantes. La empresa es un centro tecnológico que emplea a 65 personas y factura 4,5 millones.

Manuel Antonio García es el Jefe de Unidad de Tecnologías de Fabricación Innovadoras de Prodintec. El responsable de la compañía explica que la fabricación aditiva es una de sus líneas más fuertes. «La empresa apostó por ella desde su fundación, en 2004, especialmente en el sector industrial, que ha evolucionado mucho en los últimos años». García afirma que la empresa dispone de tecnología para fabricar metal, plástico, y en los últimos tiempos ha añadido la cerámica. La compañía ha adquirido esta tecnología dentro del programa IDEPA de inversiones y, según sostiene el responsable de la empresa, «es una tecnología muy novedosa. Se trata de la primera máquina de estas características en España y de las pocas de Europa». Junto a otra empresa asturiana, Prodintec acaba de firmar un proyecto para la fabricación de implantes intraorales en cerámicas biocompatibles.

Seguir leyendo

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

La industria de la impresión 3D toma forma en Asturias