Solo el sector público crea empleo en Asturias

La mano de obra se reduce en la región a un ritmo de 12 personas al día en la última década. El Principado tiene ahora 65.000 trabajadores menos que antes del estallido de la crisis

Nueva oficina de recaudación del Ayuntamiento de Oviedo
Nueva oficina de recaudación del Ayuntamiento de Oviedo

Redacción

Dependiendo del prisma desde el que se mire, el dato de empleo es más o menos positivo. Por un lado, destaca el hecho de que varios indicadores recuperan los valores previos a la crisis, un síntoma evidente de que el mercado laboral ha mejorado. Por otro, la letra pequeña de esas grandes cifras evidencia la debilidad de esos nuevos puestos: empleo temporal, en muchos casos precario y con bajos salarios. A ello se suma la alarmante pérdida de población activa, que se traduce en que la mano de obra se reduce en la región a un ritmo de 12 personas al día en la última década. Un último dato refleja la falta de vigor en la creación de nuevos puestos de trabajo, ya que solo el sector público crea empleo respecto al año pasado. En el privado trabajan ahora 10.000 personas menos que en 2017.

Los datos del segundo trimestre de la Encuesta de Población Activa (EPA), publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), corroboran esa doble lectura. El dato más significativo es que la tasa de paro baja hasta el 13,1%, prácticamente la misma que hace un año, y que supone casi calcar el porcentaje de 2009. Si se tiene en cuenta que en 2013 llegó a ser del 24,5%, la mejora es palpable.

Un análisis rápido de esos números podría indicar que la reducción de la tasa del paro se debe a un aumento del número de ocupados, pero no es así. La principal razón es la pérdida de población activa, la que está en condiciones de incorporarse al mercado de trabajo. Con esa caída de la mano de obra, la tasa de paro también desciende aunque no se creen nuevos empleos. Y ese es el caso de Asturias. De hecho, la tasa de actividad, del 50,81%, es la más baja del país. El problema se ha enquistado y cada vez se hace más alarmante. En la última década Asturias ha perdido 45.200 activos.

En cuanto a los nuevos empleos, solo el sector público resiste. Los datos de la EPA recogen que Asturias tiene en la actualidad 78.200 personas trabajando para las administraciones, 3.500 más que hace un año. La cifra es muy similar a la de 2008 (77.900) y supone el segundo mejor dato en el segundo trimestre desde el estallido de la crisis, tan solo superado por el de 2012. Por el contrario, la estadística señala que las empresas privadas han destruido empleo, al pasar de los 326.700 ocupados de los primeros tres meses de 2017 a los 316.500 de la actualidad. Lejos queda el año 2008, cuando el sector privado empleaba a 382.300 personas en Asturias.

Otro dato que permite tener una visión de conjunto de la situación es la evolución del número de ocupados. Asturias tenía al cierre del segundo trimestre 394.700 trabajadores, 65.000 menos que antes del estallido de la crisis. 

La patronal duda de las cifras

El director general de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Alberto González, ha afirmado que la tasa de actividad de Asturias, publicada en la EPA, es «llamativa y preocupante». «Asturias tiene un 50,81% de tasa de actividad, 8 puntos por debajo de la media española», ha lamentado el responsable de la patronal.

Además, González ha criticado que los resultados en términos interanuales «no cuadran». «Según otros registros, nos parece llamativo que se pierdan 6.700 empleos en la región cuando estamos viendo que hay un incremento notable en determinados sectores como industria o construcción, que la EPA da como negativos en este trimestre», ha indicado.

Críticas sindicales

El responsable de Política Institucional de CCOO, Gilberto García Buelga, ha asegurado que la EPA muestra en Asturias «una creación de empleo débil y precario en los últimos meses, donde aumenta el peso de la temporalidad y del tiempo parcial».

García Buelga señala que «la estacionalidad favorece la creación de empleo en el segundo trimestre del año, aunque más débilmente que a nivel estatal, por la atonía de los servicios; y a costa de que se dispare la temporalidad y aumente el tiempo parcial». Para el responsable de Política Institucional de CCOO «en este escenario de recuperación vacilante del empleo, la evolución del paro se ve favorecida por la pérdida de población y de población activa, fenómenos en sí muy preocupantes».

Por su parte, UGT de Asturias ha advertido de que Asturias es la única comunidad autónoma que ha perdido ocupados en el último año, en concreto 6.700, a la vez que la región redujo en número de personas activas (que trabajan o buscan empleo) en 7.400. Esta organización sindical ha alertado también del elevado paro estructural, ya que el 52% de los parados lleva más de un año buscando empleo y el 39%, dos o más años.

«A la vista de los datos se demuestra no sólo la debilidad del mercado laboral para crear empleo, sino que la calidad de éste continúa deteriorándose; con fuerte predominio de empleos temporales y parciales, consolidación de las diferencias de género, unos niveles de paro juvenil muy elevados y una fuerte fuga de activos», han advertido desde el sindicato.

El Servicio Público de Empleo celebra los datos

La directora del Servicio Público de Empleo, Luisa Pérez, ha considerado que la EPA del segundo trimestre del año «confirma la tendencia» de reducción del desempleo y de aumento de la ocupación en la región. Además, ha apuntado que los datos del INE reflejan la misma tendencia de reducción del paro registrado y de aumento de la afiliación publicados por el Ministerio de Empleo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Solo el sector público crea empleo en Asturias