La inmigración a Suiza retrocedió en 2017 por cuarto año consecutivo

Los italianos fueron el grupo de extranjeros más elevado en el país, seguidos de alemanes y portugueses

.Ginebra (Suiza)
Ginebra (Suiza)

Redaccion

La inmigración a Suiza de personas extranjeras retrocedió el año pasado por cuarto año consecutivo y es un 12 % inferior a la del año precedente, indicó hoy el Gobierno helvético en un comunicado.

El saldo migratorio de 2017 se sitúa así en un nivel comparable al de 2002, cuando entró en vigor el acuerdo sobre la libre circulación de personas entre Suiza y la Unión Europea (UE).

En concreto, Suiza contaba en 2017 con 2.053.589 extranjeros residentes permanentes y, de ellos, casi el 70 % provenían de los Estados miembros de la UE o de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), formada por Islandia, Liechtenstein, Noruega y el propio país alpino.

El saldo neto de la inmigración en Suiza en 2017 fue un 11,7 % menor que el de 2016.

Durante el año pasado inmigraron a Suiza 137.803 extranjeros, un 4 % menos que el ejercicio anterior, pero emigraron 79.104 personas, lo que representa un aumento del 2 %.

La inmigración neta de países que se benefician de la libre circulación (UE y AELC) descendió en más de un 20 % en comparación con 2016 (30.799 personas).

A finales de diciembre pasado vivían 1.405.771 ciudadanos comunitarios o de la AELC y 647.818 personas de países terceros en Suiza.

Los italianos fueron el grupo de extranjeros más importante en Suiza (319.367 personas), seguidos de los alemanes (305.785) y de los portugueses (268.012).

Fueron los inmigrantes franceses que más han aumentado (en 4.212 personas) en tanto que el grupo de los portugueses fue el que más retrocedió (1.509 personas menos).

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La inmigración a Suiza retrocedió en 2017 por cuarto año consecutivo

Este proyecto ha sido cofinanciado por