José Andrés lo vuelve a hacer: viaja hasta Beirut para ayudar tras la devastadora explosión

la voz REDACCIÓN

EMIGRACIÓN

@chefjoseandres

El chef asturiano, portada de la revista Time y referencia durante la lucha contra el coronavirus, ayuda con su ONG, World Central Kitchen, a los afectados en Líbano

12 ago 2020 . Actualizado a las 11:44 h.

Nacido para convertirse en un trotamundos para ayudar, el mierense José Andrés no para de buscar la manera de poner su granito de arena en la lucha contra la pobreza, el hambre e infinidad de injusticias que azotan la realidad diaria de miles de personas. Hace apenas unos meses se convertía en referencia por su forma de dar la cara contra la pandemia del coronavirus, con gran cantidad de frentes abiertos: alimentó en Oakland y en San Francisco a los pasajeros de un crucero en cuarentena, repartió comida en varios puntos de España por primera vez, convirtió seis de sus restaurantes en Washington y Nueva York en comedores comunitarios... Ahora, no ha dudado: ya está en Beirut para ayudar a los afectados por la devastadora explosión en el puerto de la capital. 

El chef viajó durante el domingo 10 de agosto hacia Líbano, viaje que calificaba como «una aventura más, una oportunidad más para servir a las personas necesitadas». Desde su llegada, no ha parado de publicar vídeos en sus redes sociales mostrando la realidad que se vive allí. Lo primero que quiso resaltar el asturiano fue la elaboración de la prueba PCR a los viajeros de los vuelos, y se preguntó por qué los países del mundo no hacen como Líbano. Tras aterrizar, el asturiano realizó el primer mapa de reparto de comidas para el día siguiente: 6.600 entregas en 30 lugares diferentes.

José Andrés ha encontrado la ayuda de la chef Aline, quien ha prestado su restaurante en la capital libanesa para ayudar a los más necesitados y unir a su equipo con el del mierense en el reparto de comidas. Además, el chef ha visitado la zona cero de la catástrofe para repartir ensaladas, arroz, sandwiches y agua a los bomberos que trabajan sin descanso en dicha ubicación. Aprovechó el viaje para mostrar a sus seguidores cómo se encuentra la zona tras las imágenes de aquella explosión que asombró al mundo.