Montoro acusa a Carmena de sobrepasar el gasto e interviene las cuentas de Madrid

«Es algo gravísimo y desproporcionado», responde el Gobierno municipal

.

Madrid / La Voz

El Ministerio de Hacienda pasará a monitorizar semana a semana las operaciones financieras del Ayuntamiento de Madrid en una decisión extraordinaria e inédita entre los grandes municipios españoles. El gabinete dirigido por Montoro fiscalizará las cuentas de la capital del Estado argumentando un incumplimiento sistemático de la regla de gasto incluida en la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Hacienda ha tomado esta decisión de aumentar el control sobre las arcas madrileñas tras haber rechazado por tercera vez la propuesta del plan económico y financiero presentado por la corporación local, al estimar que los cálculos que les han trasladado parten de una premisa errónea al hacerse tomando como base el gasto ejecutado en el 2016, ejercicio en el que también se excedió el techo de gasto. Así, desde el ministerio apuntan a que se sobrepasarían los límites del 2017 en algo más de 238 millones de euros y para el año siguiente en unos 243 millones.

Según la Ley de Estabilidad Presupuestaria, las Administraciones públicas no pueden aumentar su gasto más allá de un porcentaje de referencia que está directamente relacionado con el comportamiento de la economía española. Rita Maestre, portavoz del ayuntamiento gobernado por Ahora Madrid, coalición integrada por Podemos, Ganemos Madrid, Izquierda Unida y Equo, apuntó a que se comportarán «con la responsabilidad institucional que han demostrado», aunque consideran que la medida es «injusta, gravísima y desproporcionada», y ya avanzaron que los técnicos de la corporación estudian presentar un recurso para el que disponen de un plazo de 15 días. Maestre no cierra las puertas a responder a esta fiscalización por parte del Gobierno central por las vía «administrativa, la política o la judicial». Desde la Administración local dirigida por Manuela Carmena consideran que esta medida es arbitraria; apuntan que en toda España existen entre 600 y 800 ayuntamientos que sobrepasan regularmente este techo de gasto, y ensalzan el buen comportamiento económico que ha demostrado el de Madrid desde que su grupo se hizo con la alcaldía, hace algo más de dos años. Destacaron los mil millones de euros anuales de superávit que han sido capaces de generar, así como la reducción del 40 % de la deuda

Un ministro irónico

Montoro considera que «no existe ningún argumento» que justifique este incumplimiento constante de la regla de gasto por parte de la corporación local. Cargado de ironía, invitó a los gestores madrileños a que «sean tan amables» de explicar en qué son «distintos y especiales» respecto a otros municipios para poder incumplir con el techo de gasto. «No entendemos qué es lo que les ocurre, salvo que sea una cuestión de carácter político; y no estamos para interpretaciones políticas, estamos para aplicar la ley», añadió.

Respecto al aluvión de críticas recibidas por parte de los integrantes del gobierno local se limitó a rebatir sus quejas, dejando claro que, si la intención es, como dicen, dedicar más partidas al gasto social, tienen la capacidad de hacerlo siempre y cuando recorten en otro tipo de gasto ordinario y cumplan con la ley.

El secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, concretó que «la tutela financiera pasa a ser ejercida por la Secretaría General de Financiación Autonómica y Local», adscrita a la Secretaría de Estado de Hacienda, y que la interventora municipal cuenta con la obligación de comunicar semana a semana «las medidas de ajuste que afecten al gasto o que generen, concretamente, incrementos de recaudación permanente vinculados a ingresos».

Ada Colau censura la medida: «Ayer fue Cataluña, hoy el Ayuntamiento de Madrid»

La decisión del Ministerio de Hacienda de monitorizar semana a semana las cuentas madrileñas ha levantado una buena polvareda política. Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, apunta que el ministro Cristóbal Montoro actúa de esta manera porque «no soporta que haya ayuntamientos que ahorren y hagan política social». En la misma línea se expresó su aliada para las elecciones autonómicas en Cataluña del próximo 21 de diciembre, Ada Colau, quien acusó a Montoro de ir «contra adversarios políticos». En su habitual lenguaje ambiguo, la alcaldesa de Barcelona lamentó: «Ayer fue Cataluña, hoy el Ayuntamiento de Madrid», sembrando dudas sobre si equiparaba esta nueva tutela con el 155 o bien con la ejercida hace un par de meses a la Generalitat, cuando Hacienda exigió a sus responsables que informaran con detalle, también con periodicidad semanal, de todos los gastos para garantizar que no se destinara ni un euro a la organización del referendo ilegalizado por el Tribunal Constitucional.

Dudas en el PSOE

En donde también suscitó dudas esta monitorización del Gobierno central fue en el PSOE, partido que favoreció la investidura de Manuela Carmena como alcaldesa. Los socialistas registraron una solicitud en el Congreso para que el titular de Hacienda comparezca ante la Cámara Baja a explicar los detalles y las razones de esta decisión que ha tomado su gabinete. El encargado de cumplimentar el documento fue el secretario general del grupo socialista en Madrid, Rafael Simancas, que deslizó que el objetivo de esta fiscalización podría ser la aplicación de recortes sociales, y criticó al propio Montoro por «incumplir año tras año las reglas de gasto en la Hacienda estatal».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Montoro acusa a Carmena de sobrepasar el gasto e interviene las cuentas de Madrid