El gijonés arrestado por pedofilia grabó imágenes en el Grupo Covadonga

El presidente de la entidad pide cautela y discreción


Gijón

Una de las veintiuna personas detenidas acusadas de formar parte de un grupo que distribuía material pedófilo es un gijonés que presuntamente utilizó las instalaciones del Real Grupo Covadonga para grabar parte de las imágenes de menores, según fuentes cercanas a la investigación.

El presidente de la entidad deportiva, Antonio Corripio, ha comentado que desde el primer momento el club «ha cumplido con las instancias judiciales y policiales», si bien ha advertido de que se trata de un asunto de gran «sensibilidad» que afecta a menores de edad y debe tratarse «con cautela y discreción».

Asimismo, ha recalcado que el detenido ya no forma parte del club de socios del Grupo Cultura Covadonga «y no tiene posibilidad» de volver a acceder al recinto.

La Policía Nacional informó ayer de la detención de veintiún ciudadanos en catorce provincias españolas, tres de ellos en Asturias, acusados de formar parte de un grupo que distribuía material pedófilo con grabaciones de abusos a menores.

La investigación comenzó a mediados del pasado año para determinar la posible existencia de un delito de producción de material pedófilo y abusos sexuales a menores por parte de alguno de los detenidos, o su conexión con pederastas que pudieran actuar en la red.

Entre el material se han encontrado grabaciones de menores en los vestuarios y duchas de un centro deportivo, con la intención de difundir las imágenes en internet, según explicó la Policía.

Los arrestados formaban parte de un grupo de usuarios «especialmente activos» en la distribución online de grabaciones de abusos a menores y utilizaban los equipos informáticos de sus respectivos lugares de trabajo y sus redes internas para efectuar las descargas sin ser localizados.

En esta operación contra la pornografía infantil, los agentes han efectuado 24 registros domiciliarios, en los que se han incautado de gran cantidad de archivos.

En uno de los registros se encontró material pornográfico obtenido mediante una cámara que había sido ocultada en vestuarios y duchas de un centro deportivo por uno de los detenidos, que aprovechaba su pase como socio para acceder al lugar sin levantar sospechas.

La Policía se ha incautado de 96 discos duros, 10 ordenadores, 17 dispositivos USB y tarjetas de memoria, 3 tabletas, 68 CD y DVD, donde se almacenaban varios gigas de fotografías y vídeos ilícitos, y 5 teléfonos móviles.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

El gijonés arrestado por pedofilia grabó imágenes en el Grupo Covadonga