Moriyón presume de políticas 'verdes'

Elena G. Bandera
E. G. Bandera REDACCIÓN

GIJÓN

La Quinta la Vega
La Quinta la Vega

«Las mejoras en la calidad del aire aún no se reflejan en el día a día de quienes viven en la zona oeste, que siguen viendo carbón en sus ventanas y porquería en los coches», lamenta la alcaldesa, que quiere convertir la Quinta la Vega de Jove en un vivero de empresas ambientales

20 ago 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Se celebraba el día del Medio Ambiente en la Feria de Muestras y la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, lo aprovechó para hacer un repaso a las nuevas iniciativas y el camino andado hasta ahora para que la ciudad sea más sostenible. Para ello, estuvo acompañada por los gerentes de cuatro empresas municipales (EMA, Emtusa, Emulsa y el Centro Municipal de Empresas) y  la hasta ahora directora de Medio Ambiente del ayuntamiento, Clara  González, cargo que desde la semana pasada y por decreto de alcaldía pasa a denominarse de Sostenibilidad y Cambio Climático «como prueba del compromiso de trabajo que tenemos con el medio ambiente».

Moriyón, desde un primer momento, no pasó por alto que, pese a las mejoras conseguidas, el punto más negro de la sostenibilidad ambiental del concejo se encuentra en la zona oeste. «No venimos a decir que las cosas se han solucionado en el medio ambiente de Gijón porque sería faltar a la verdad y al respeto, sobre todo a las personas que viven en la zona oeste, pero sí queremos transmitir nuestra preocupación y responsabilidad», dijo, valorando que la Autoridad Portuaria de Gijón vaya a destinar 1,4 millones de euros de su presupuesto para 2017 en medidas para evitar las nubes de carbón y la emisión de partículas contaminantes.

Las estaciones dicen que sólo en tres ocasiones se superaron los valores de las PM10

La directora de Sostenibilidad y Cambio Climático precisamente expuso los datos de la calidad del aire en lo que va de año y sólo en tres ocasiones, según la información que se recoge de las estaciones atmosféricas que el Principado tiene repartidas por varios puntos de la ciudad, se superó el valor medio de 24 horas para las partículas contaminantes PM10. La evolución mostrada en los valores recogidos desde 2011 es descendente. «Las estaciones marcan lo que pone ahí, pero el problema que tenemos y lo que mantiene a los vecinos muy enfadados es que esas mejoras no se reflejan en el día a día; siguen viendo el carbón en sus ventanas y la porquería en los coches. No podemos negar la realidad y hay que seguir trabajando para que lleguen a disfrutar de más calidad», dijo Moriyón, que recordó que una de las reivindicaciones de los vecinos de la zona oeste, «y tienen razón»,  es que se realicen inversiones específicas para combatir la contaminación atmosférica en la zona. E incluso le han llegado a plantear que por qué «no vienen las industrias limpias a la zona oeste».