Los «críticos» del PP acatan, pero siguen atacando

Los exediles dicen que seguirán dando batalla «desde dentro» para «mejorar la democracia interna» de un partido que consideran una «carcasa» al servicio de Mercedes Fernández


Gijón

Acatan, pero también siguen atacando. Tal y como se preveía, los exconcejales «críticos» del Partido Popular de Gijón, Manuel Pecharromán, María Teresa Menéndez, Francisco Rodríguez, Gabriel Díaz y Raquel Vega han rehusado hoy la sugerencia del presidente local, Mariano Marín, para apartarse del partido en caso de no rendir lealtad a la directiva que preside, tras fracasar el recurso de los críticos contra el congreso extraordinario que lo eligió. En un comunicado emitido esta tarde, los exconcejales reiteran su voluntad de seguir dando batalla para «mejorar la democracia interna del PP» gijonés «desde dentro». Con esta última expresión aluden a afiliados o directivos que, «frente que llevamos décadas en el proyecto» -dicen- «acaban de llegar hace pocos meses del partido de Cascos puedan dar lecciones de fidelidad a nuestras siglas».

«Ellos no son leales con el PP, son simplemente ejecutores de lo ordenado por Mercedes Fernández», prosigue el comunicado, en un tono altamente crítico con la presidenta regional de los populares, a quien responsabilizan de que el PP sea, a su parecer, «una carcasa vacía: de afiliados y de cuadros, a la que se añade su irrelevancia política» cuya única función consideran «apoyar como sea y donde sea la prolongación de la larga carrera de Mercedes Fernández».

Aunque «acatan y respetan» la sentencia, los exconcejales lamentan que dé por buena la «argucia legal» utilizada por los organizadores del Congreso «para imposibilitar que haya más de una candidatura» elevando a 500 avales los necesarios en una formación «con poco más de 800 afiliados al corriente de pago»; un número que siguen considerando «desproporcionado». Recuerda el comunicado que la sentencia no niega que «en el censo oficial hubiera al menos 146 fallecidos», que «sólo una cuarta parte de las personas que componían el censo oficial estuvieran al corriente de pago», y que «varios centenares de personas no hubieran adquirido en ningún momento la condición de afiliado, dado que para ello era necesario haber abonado alguna cuota».

«Seguiremos defendiendo el derecho de los afiliados a tomar sus decisiones y elegir a sus representantes, para lo que resulta fundamental facilitar su opinión en los congresos», afirman los críticos, quienes esperan que «estas sentencias sirvan para mejorar las garantías democráticas de los congresos del PP de Gijón, muy cuestionadas desde la imposición de la gestora aprobada por la dirección autonómica de Mercedes Fernández en 2013».

«La realidad es que el PP de Gijón está en la peor situación de su historia desde su fundación en 1977, hace 39 años. Bajo la presidencia de Mariano Marín, impuesto por Mercedes Fernández, se ha llegado a obtener la más baja representación política del PP desde 1982: tres concejales con Marín como candidato a la Alcaldía», reprochan los exediles. Echan además mano de hemeroteca para recordar que la propia presidenta regional, se justificaba la imposición de la gestora en Gijón porque «el PP de Gijón tenía que pacificarse después de la debacle sufrida en las últimas elecciones, en las que obtuvo 5 concejales. Creo que ese resultado es un termómetro lo suficientemente elocuente». «Si ese era el termómetro ¿Cuál es el de ahora?», se preguntan los críticos.

El comunicado concluye manifestando la esperanza de que «PP de Gijón pueda algún día recuperar su esencia y sus valores, ser un partido útil para los gijoneses, alternativa de gobierno y un partido acorde con los tiempos»  en una organización que «debe alejarse de intereses personales y construirse profundizando en la libertad, en la democracia interna y en la participación de afiliados».

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Los «críticos» del PP acatan, pero siguen atacando