77 negativos que «rompen moldes» y quitan miedos

La campaña de detección rápida del VIH desarrollada en el Comité Antisida sorprende por la «amplitud» en el perfil de sus solicitantes

Ofrenda floral por las víctimas del VIH en el Bosque de la Memoria de Gijón
Ofrenda floral por las víctimas del VIH en el Bosque de la Memoria de Gijón

Gijón

Setenta y siete pruebas, setenta y siete negativos. Y mucho positivo detrás de todos ellos. Ese es el balance, a fecha de 1 de diciembre -Día Mundial de Acción frente al VIH y el sida- del programa de test de detección rápida del VIH realizados por el Comité Ciudadano Anti-Sida de Asturias, como parte de un proyecto piloto que también se desarrolla en una decena de farmacias asturianas, y que los responsables de la asociación valoran como «especialmente satisfactorio». Las razones son diversas. En primer lugar, por descontado, esos 77 negativos, sin excepciones. En segundo, por una cantidad de pruebas que consideran una «muy buena respuesta» a esta campaña pionera. Pero también, muy especialmente, por lo que Loli Fernández, presidenta del Comité, describe como un perfil de solicitantes «muy amplio», que «rompe cualquier estereotipo» respecto a la condición social, orientación sexual, hábitos o edad de los demandantes. La mejor señal, según ella, de que la rapidez y la cercanía de una campaña que esquiva listas de espera o escenarios médicos y que ayuda a «perder el miedo» a realizar una prueba que «muchos quizá se resistirían a hacer en otras condiciones».

Fernández ha realizado esta evaluación del programa piloto junto al pequeño monolito del Bosque de los Ausentes, en el parque gijonés de Los Pericones, donde cada año se realiza una ofrenda floral en memoria de los fallecidos por sida. Durante el mes y medio transcurrido desde la puesta en marcha de la iniciativa -y al margen de las 105 pruebas realizadas en las diez farmacias que lo secundan-, el Comité Ciudadano Antisida ha facilitado 69 pruebas en su sede de la avenida de Ramón y Cajal, 69, en Gijón, y otras 8 en desplazamientos a Lugo de Llanera, Posada de Llanera y Castrillón. La prueba consiste en una simple toma de muestras de fluido oral que, en apenas media hora, disipa las dudas de cualquiera que sospeche que ha podido incurrir en prácticas de riesgo.

Carácter transversal

Y ese «cualquiera» presenta, en efecto, rasgos muy abiertos. «Nos ha sorprendido muy agradablemente ver que la prueba era solicitada por vecinos del barrio, por gente a veces muy mayor; incluso nos la pidió una señora de más de 70 años», cuenta la presidenta del Comité, ilustrando con esos ejemplos una de las luchas fundamentales de los colectivos antisida: el carácter transversal y universal de una pandemia que se sacude cualquier etiqueta social y, por tanto, no puede convertirse en excusa estigmatizar a ningún colectivo en concreto. Hay que recordar que, además, las pruebas se siguen ofreciendo gratuitamente en centros sanitarios públicos y en las unidades de infecciones de transmisión sexual de los hospitales Monte Naranco, en Oviedo, y la Casa del Mar de Gijón.

Remarca Loli Fernández que el éxito de la campaña tiene mucho que ver con su planteamiento discreto y directo. Basta con solicitar cita previa en los teléfonos del Comité (985 33 88 32 y 684 628 337) o a través de la página web, acudir a sus locales y esperar «tomando un café» los resultados de la prueba. Hasta ahora, felizmente, todos aquellos que la han solicitado han salido por la puerta quitándose un gran peso de encima.

Para aquellos para los que no pudo ser así y acabaron muriendo a causa del VIH, Loli Fernández ha tenido, en el Bosque de la Memoria, palabras de recuerdo, acompañada por otros miembros del Comité, afectados y representantes de los grupos municipales del PSOE e IU y de entidades como Proyecto Hombre. Además de la ofrenda floral, y en otro frente de actividades, el Comité ha instalado en el paseo de Begoña una carpa donde ha repartido información y preservativos para una jornada que este año se desarrolla bajo el lema «Frente al VIH y al sida levantemos las manos y la prevención». En su interior, se invitaba a los viandantes a posar en un photocall con un cartel con el mensaje «#siemprepositivo».

La jornada concluyó con la tradicional cadena humana que desde 1990 se forma en La Escalerona del paseo de San Lorenzo. Varias decenas de personas se enlazaron por las manos para recorrer la distancia entre la Escalera 4 y la plaza Mayor, donde Loli Fernández leyó un comunicado en el que tuvo recuerdos para las personas fallecidas por la enfermedad y subrayó la importancia de la continuidad y la prevención en las políticas para garantizar la asistencia sanitaria y los derechos de los afectados.

Valora este artículo

3 votos
Tags
VIH
Comentarios

77 negativos que «rompen moldes» y quitan miedos