El «sí» o la abstención de XSP e IU a los presupuestos cuestan 4,5 millones

Las dos formaciones proponen un Plan de Emergencia social que tendría que alcanzar los 7,7 millones de euros como condición «indispensable» para dar paso a las cuentas de Foro

La «Gota de Leche», sede de la Fundación Municipal de Servicios Sociales
La «Gota de Leche», sede de la Fundación Municipal de Servicios Sociales
Agencias
Gijón

El «insuficiente» con el que Xixón Sí Puede e Izquierda Unida puntuaron el aumento que exigieron a Foro en su presupuesto de servicios sociales para 2017 tiene ya cifra concreta: un 4,5. Esos son los millones que, según han anunciado hoy las dos formaciones, el gobierno de Carmen Moriyón tendrá que sumar a la llamada «Renta Social municipal» para obtener el «sí» o la abstención de los dos grupos municipales en la votación de las cuentas para el próximo año. Como ayer el PSOE, las dos formaciones han apuntado al Remanente Líquido de Tesorería como la bolsa de la que debería salir lo que han llamado «Plan de Emergencia. Renta Social municipal»: un programa que consideran «indispensable» para que 2017 no vuelva a ser, por lo que a su voto respecta, un ejercicio con prórroga presupuestaria.

El añadido propuesto por XsP e IU en el último día de para aportar modificaciones al proyecto de Foro, pondrían el total de la partida en 7,7 millones de euros, ya que otros 400.000 euros se destinarían a ayudas de emergencia en tanto este programa no se ponga en marcha. XsP había presupuestado en 8 millones el proyecto piloto de renta social que se ha convertido en el eje de su negociación con Foro. El remanente no iría de modo íntegro al Plan de Emergencia, sino que también alcanzaría partidas de la FMSS como Ayuda a Domicilio y Teleasistencia.

Todo ello lo han anunciado los portavoces de XSP e IU, Mario Suárez y Aurelio Martín, respectivamente, acompañados de las concejalas Estefanía Puente (XSP) y Ana Castaño (IU), en una puesta en escena que evidencia la aproximación de sus respectivas formaciones. La propuesta que han puesto sobre el tapete contempla además medidas que faciliten que el remanente esté disponible sin superar el techo de gasto; por ejemplo un trasvase de partidas de obras «financieramente sostenibles» con cargo del citado remanente.

XsP e IU estiman que en un primer momento, su modelo de Renta Social podría beneficiar a «unas 5.000 personas», la mayoría perceptores del Salario Social. El objetivo es que se den ayudas para personas que no tienen ingresos o disponen de escasos recursos, de forma que se pueda alcanzar el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), fijado actualmente en 532,51 euros para una persona, con una corrección por número de miembros de la unidad familiar.

Réplicas al PSOE

Hay que recordar que el PSOE viene advirtiendo de las posibles incompatibilidades en la gestión y la percepción del Salario Social -que gestiona el Principado- y las medidas propuestas por XsP e IU. Suárez del Fueyo le ha replicado que la Renta Social municipal «no es incompatible con otras ayudas. Estefanía Puente ha apostillado que el Salario Social -442 euros por persona- lleva con unas «cuantías congeladas mucho tiempo», por lo que no cubren todas las necesidades, y que «XsP no puede mirar hacia otro lado».

Ambos partidos han contestado también a las declaraciones del portavoz socialista, José María Pérez, en el sentido de que la renta social «cronifica las situaciones de pobreza y exclusión social». Suárez del Fueyo cree que Pérez busca «desviar los tiros hacia otros lugares», y ha descrito al PSOE como «un boxeador grogui que empieza a dar a todos lados». Estefanía Puente ha añadido que los planes personalizados de los que habla el PSOE «no están funcionando, ya que la gente lo que quiere es un trabajo digno».

Por parte de IU, la edil Ana Castaño, que se ha confesado «sorprendida» por las declaraciones de Pérez, ha remarcado que «lo que cronifica realmente la pobreza y exclusión social son las medidas del PP», y que lo que se busca es que la situación de las familias afectadas no sea «tan extrema». Castaño ha calificado las críticas de José María Pérez a la renta social como un discurso «viejo y bastante reaccionario» que -ha recordado- también apareció «cuando surgió el Salario Social».

Aurelio Martín ha defendido la necesidad de que se apruebe esta «propuesta fuerte» que le dé contenido social al presupuesto municipal de 2017 y ha remarcado que la voluntad de IU es «que haya presupuestos aquí y en Asturias», pero no le vale «cualquier presupuesto». «No vamos a apostar por tierra quemada», ha anticipado, para añadir después que no ve «liderazgos políticos» en ninguno de los dos gobiernos, local y autonómico.

Respecto a la aplicación de las medidas propuestas por ambos partidos, Estefanía Puente ha recordado que se trata de «un proyecto piloto» que habrá que ir «ajustando según las necesidades». La concejala ha puntualizado que no sería necesario que se atendiera desde los Servicios Sociales, sino que podría hacerse desde otros departamentos municipales.  

En todo caso, Mario Suárez del Fueyo ha anunciado que lo que el Pleno municipal decida al respecto «afectará» a la decisión que se tome en la asamblea de afiliados de XSP que se celebrará en torno al próximo 22 de diciembre, y que si, incluso con la aprobación plenaria, «no llega a ponerse en marcha, se tomarán las medidas políticas necesarias para que se lleve adelante».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El «sí» o la abstención de XSP e IU a los presupuestos cuestan 4,5 millones