La oposición en bloque, crítica con la medida estrella de la política social gijonesa

IU ve «cosas que no gustan», el PSOE pide «alternativas» y ordenación de las ayudas, C's quiere garantías legales de la compatibilidad con el Salario Social y el PP critica la universalidad de la renta social


Gijón

El grupo municipal de Izquierda Unida, el otro gran impulsor de la más ambiciosa iniciativa en materia de ayudas municipales, se muestra mucho menos beligerante que Xixón Sí Puede ante el borrador presentado ayer por Foro en la comisión de Servicios Sociales. Lo cual no significa, ni mucho menos, que no haya motivos para la crítica y para las «dudas», según confirma la concejala Ana Castaño; empezando por «la costumbre de Foro de dar a conocer los documentos sobre los que tenemos que debatir en la misma mesa de la reunión». Por ello, IU se reserva su opinión definitiva para la reunión del próximo martes, después de haber «examinado y valorado con detenimiento» unas propuestas en las que, de entrada, ya ve «cosas que no gustan», como el hecho de que otras ayudas municipales computen a efectos de la concesión o la valoración de la renta social.

Castaño pone un ejemplo: «Nos parece muy complicada la situación que se puede crear en torno a ayudas como las becas para comedor o material escolar. Para muchos niños esas becas significan la posibilidad de convivir y participar con otros niños en el comedor escolar, y sería muy malo que se plantease a sus familias la disyuntiva de tener que elegir entre la ayuda para el comedor o la ayuda en metálico»-

Además, IU encuentra que «todo está avanzando con demasiada lentitud» y que también parece que la tramitación de las ayudas sería mucho más lenta de lo que sus representantes municipales quisieran. «Se habla de plazos de hasta tres meses para decidir la concesión y de silencio administrativo negativo, algo que nos mosquea mucho», explica Ana Castaño, que, no obstante, sigue considerando que el borrador forista mantiene «aspectos interesantes» en la medida en que podría significar «una mejor gestión de lo que ya hay y un incremento de las ayudas», sobre todo en las zonas que otras como el Salario Social dejan descubiertas.

El resto de la oposición municipal tampoco salió, ni mucho menos, satisfecha de la segunda reunión en torno a la medida más controvertida de cara al ejercicio que empieza. El PSOE sigue hablando de buscar «alternativas», de la necesidad de «ordenar» las ayudas municipales y de acompasarlas con el Salario Social, y de vincular cualquiera de estas medidas con planes de inserción laboral. A Ciudadanos, del mismo modo, le siguen preocupando especialmente las potenciales incompatibilidades con las ayudas que concede el Principado a través del Salario Social, e insiste en pedir informes.

Por su parte, el PP también habla de unas ayudas «alternativas», y critica la «dispersión» de este plan de ayudas y la filosofía de fondo de la renta: su universalidad, sin distinción de colectivos que considera prioritarios, como los pensionistas con bajas rentas. Además, los populares advierten de la apertura de cauces para la «picaresca»; una posición que una posición que merecía duras críticas de XsP, cuya concejala Estefanía Puente reprochó al PP su «continua criminalización de la pobreza» y de «personas que en muchos casos han empobrecido gracias a las reformas laborales del PP y del PSOE y la destrucción de empleo».

«Donde hay más picaresca no es precisamente entre las personas empobrecidas. Quienes manifiestan estos temores, deberían mirar en sus propios partidos y su gente afín, que es donde estamos viendo la picaresca y, además, en grandes cifras», reprochó la concejala morada.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La oposición en bloque, crítica con la medida estrella de la política social gijonesa