Gijón, 2016: retrato presupuestario de una ciudad a cámara lenta

Las cuentas de Foro confirman el bajo nivel de ejecución en el ejercicio, en el que las inversiones llegaron a descender casi un 34% y más de 59 millones quedaron en el cajón

Ayuntamiento de Gijón
Ayuntamiento de Gijón

Gijón

Una ciudad donde los funcionarios y empleados del ayuntamiento cobran, la iluminación y la calefacción del ayuntamiento se encienden sin problemas en dependencias municipales y la estructura, el día a día, de la cosa consistorial se mantiene pie y funciona. Pero también una ciudad en la que «todo lo que exige un mínimo esfuerzo, un impulso, ejercer cierto liderazgo, no funciona o, en todo caso, lo hace de manera muy lenta»... exceptuando la eficiencia recaudatoria. Esa ciudad ha sido Gijón en 2016, según el micorretrato de la villa que la concejala de IU Ana Castaño extraía ayer del balance de cuentas locales del pasado ejercicio; una ciudad cuyo gobierno local de Foro Asturias dejó de gastar más de 59 millones de euros de un presupuesto prorrogado de más de 326 millones, según el anticipo realizado anteayer por la concejalía de Hacienda de los números que hoy se presentarán y debatirán en detalle en la comisión del área, pero que ya ya han motivado un coro de críticas por parte de la oposición.

La edil de IU aderezaba ayer con su pintura de una ciudad al ralentí en el segundo año del segundo mandato de Foro una, no por esperada, menos «decepcionada» evaluación de los datos facilitados 24 horas antes por la concejala de Hacienda Ana Braña. Eran la constatación que la ciudad supera la cota de subejecución presupuestaria de 2015, cuando al fondo de las arcas quedaron casi 60 millones sin gastar. En 2016, el grueso de los 59,1 millones con los que se ha rebasado de largo aquella cifra, corresponden a los 53,5 millones del presupuesto del Ayuntamiento, y 5,1 a la suma de las dos fundaciones municipales -de Cultura y Servicios Sociales- y el Patronato Deportivo Municipal.

A esa decepción por unos niveles de ejecución «muy bajos» hay que sumar, por el momento, el «escándalo» de la concejala socialista Marina Pineda, las madrugadoras críticas por el «bajísimo nivel de inversión» de José Carlos Fernández Sarasola, de Ciudadanos, y la «nefasta, o al menos muy negativa» consideración de Xixón Sí Puede sobre la eficiencia gestora del equipo de Carmen Moriyón en una ciudad «en marcha lenta», según la estimación del portavoz morado, Mario Suárez del Fueyo.

A ninguno de ellos les convence la primera línea de explicaciones de Foro, que apela la prórroga y sus obstáculos. Fernando Couto, portavoz municipal, les pedía ayer esperar a la comisión para no «criticar por criticar», pero portavoces como Suárez del Fueyo tienen claro que «no es una explicación válida, porque se aprobaron un montón de modificaciones presupuestarias, y eso puede valer para justificar algunos retrasos, pero no un nivel de ejecución tan bajo». Como C's, XsP remarca el 33,37% de los 32,8 millones en inversiones reales que no han alcanzado su objetivo. Solo 10,9 millones de esa cantidad han llegado a emplearse en aquello para lo que fueron presupuestados.

IU destaca, dentro de ese apartado, la baja ejecución en el mantenimiento de vías públicas urbanas, que no llega al 25 por ciento, y muestra también su «sorpresa» por el bajo gasto en la partida para el desarrollo empresarial -no llega al 55 por ciento- o turismo, por debajo del 37 por ciento. Además de esa inejecución en vías públicas, el «escándalo» del PSOE se alimenta, por su parte, en los 13 millones de euros (un 46% del total) pendientes de gasto en la partida destinada a rehabilitación de fachadas, «una de las más demandadas», según recuerda Marina Pineda.

Dentro de las empresas municipales de cuyo gasto ya han trascendido los balances, la Fundación Municipal de Cultura y Universidad Popular es la que con más eficiencia ha empleado sus recursos, al emplear el 95,61 por ciento de sus 11,17 millones de euros de presupuesto. No es el caso, ni mucho menos, de la Fundación Municipal de Servicios Sociales, que ha dejado en la caja de caudales más de 4 millones de euros, casi un 20 por ciento de sus presupuestos para 2016, mientras que el Patronato Deportivo Municipal roza el 84,5% de ejecución de sus más de 10,7 millones de presupuesto. 

Contrasta todo ello con un nivel de ejecución de los ingresos que rebasa muy holgadamente el 90 por ciento de los más de 295 millones de euros que los infrautilizados presupuestos de 2016 preveían recaudar.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Gijón, 2016: retrato presupuestario de una ciudad a cámara lenta