«Queremos saber por qué el ayuntamiento se declara en rebeldía y pide la legalización de la regasificadora»

Decenas de personas se concentran en la plaza Mayor para mostrar su rechazo a la decisión municipal de exigir a puesta en marcha de la planta de El Musel

Protesta de la plataforma contra la contaminación en la plaza del Ayuntamiento de Gijón.Protesta de la plataforma contra la contaminación en la plaza del Ayuntamiento de Gijón
Protesta de la plataforma contra la contaminación en la plaza del Ayuntamiento de Gijón

Gijón

«Ilegal, innecesaria y peligrosa». Decenas de personas se concentraron hoy en la plaza Mayor en señal de protesta contra la pretensión del Ayuntamiento de Gijón de que se desbloquee la planta regasificadora de El Musel, que costó 380 millones de euros y no llegó nunca a estar operativa al ser anulada su autorización por los tribunales. «Queremos que nos expliquen por qué el ayuntamiento se declara en rebeldía con la justicia después de que la regasificadora acumule dos sentencias firmes que la ilegalizan», indicó Ramón González ‘Turón’, del colectivo Regasificadora Non, en referencia al acuerdo plenario del pasado febrero en el que acordaba instar al Gobierno central a legalizar y poner en marcha la planta de regasificación como se hizo en Murgados (Ferrol), después de que fuera legalizada por el consejo de ministros.

Esta iniciativa plenaria, por la que se acuerda exigir al Gobierno central el desbloqueo urgente de la regasificadora de Gijón, fue propuesta por el grupo municipal del PSOE y contó con los votos a favor de Foro y Ciudadanos, mientras que Podemos e IU votaron en contra y el PP se abstuvo. «El Tribunal Superior de Justicia de Madrid exige que se cumpla la sentencia con la demolición y pregunta qué se está haciendo al respecto«, explicó ‘Turón’ en relación a la última notificación emitida por este tribunal para pedir explicaciones al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio al respecto el pasado 12 de enero. «Y lo que están haciendo es que se están volviendo en rebeldía al hacer oídos sordos a la sentencia», añadió. 

El concejal de Xixón sí Puede David Alonso y el diputado regional de Podemos Héctor Pernavieja, presentes en la protesta, también manifestaron no entender el fin de este acuerdo plenario. «Llevar a un leo una proposición para desdecir lo que dice el Tribunal Superior de Justicia parece, por decirlo de una manera suave, extraño. Sorprende e indigna. No entendemos cuál es el fin de todo esto. La regasificadora es ilegal y además inútil», dijo Alonso, recordando que cuando se ejecutó estaba pensada para dar servicio a 14 centrales de ciclo combinando de las que, en la actualidad, solo están en funcionamiento dos. «Es desproporcionado ir a una legalización sin que previamente se aborde un debate sobre el modelo energético», añadió Pernavieja, que ante el alto coste que tuvo la infraestructura contempló la posibilidad de que se exploren otros usos alternativos en vista de que los tribunales contemplan su demolición para usos gasísticos.

El derecho a la tutela efectiva de los tribunales

La concentración también contó con el apoyo de colectivos como la Plataforma contra la Contaminación de Xixón y Asturies por un Aire Sano, que está formada de momento por afectados por la polución de nueve concejos asturianos (además de Gijón, también Oviedo, Avilés, Corvera, Castrilón, Carreño, Gozón, Siero y Las Regueras), por considerar que «sería una fuente más de contaminación y riesgo en una zona ya de por sí contaminada y peligrosa».  

En la plataforma gijonesa, tampoco se entiende que el ayuntamiento gijonés haya apoyado la iniciativa del PSOE al solicitar al Gobierno central el desbloqueo, con carácter urgente, de la planta regasificadora de El Musel, «con lo que, dejando aparte cuestiones energéticas, ambientales, sociales y de seguridad, se ignora algo tan básico como el artículo 24.1 de la Constitución, que recoge claramente el derecho que todas las personas tienen a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales, en este caso el de Los Verdes, ahora EQUO, y de la Agrupación de Vecinos y Amigos de Llanes, la Asociación Colectivo de Vega en Defensa del Medio Rural y el Grupo de Recuperación y Estudio de Espacios Naturales, a los que todas las instancias judiciales les han dado la razón en sus recursos», recuerdan.

También consideran que se está olvidando que el Plan General de Ordenación vigente en la ciudad, mientras se siga tramitando el que debería estar vigente para los próximos años, es el conocido popularmente como el Plan Rañada, de 2002, «en el que no existía el terreno donde la regasificadora está instalada, por lo que no es posible legalizar su uso sobre el dominio público marítimo». Se recuerda, además, que el plan de uso y gestión del puerto «tampoco es aplicable porque está anulado».

Reunión del Consejo Sectorial de Medio Ambiente 

Respecto a la comparación del caso gibones con el de la regasificadora de El Ferrol, «tan ilegal o más que esta», desde la plataforma se considera que se está olvidando que «dicho procedimiento aún no ha finalizado ya que el Comité de Emerxencia, con el respaldo de los partidos que integran el gobierno local de Ferrol (PSOE del Ferrol y Ferrol en Común) y del grupo municipal del BNG, han vuelto a recurrir las autorizaciones y permisos otorgados a Reganosa y el acuerdo del Consejo de Ministros que eximió a la planta regasificadora de someterse a una nueva evaluación medioambiental». 

A la par que se realizaba la concentración, se celebraba la reunión del Consejo Sectorial de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Gijón, en la que los miembros de la plataforma contra la contaminación en Xixón iban a pedir también explicaciones sobre la nube roja que se puedo ver ayer, domingo, en el concejo. 

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

«Queremos saber por qué el ayuntamiento se declara en rebeldía y pide la legalización de la regasificadora»