Los vecinos se suman a IU y piden que el Musel cubra el parque de carbones

Adrián Arias, presidente de la Federación vecinal gijonesa, cita las inversiones millonarias de Arcelor frente a la actitud «elitista» de la Autoridad Portuaria, a la que compara con el «Vaticano»

Carbón almacenado en el puerto de El Musel
Carbón almacenado en el puerto de El Musel

Gijón

«Mientras una multinacional privada como Arcelor invierte muchos millones para que las partículas afecten menos a los gijoneses y las gijonesas, una institución pública no hace sus deberes». La institución pública en cuestión es la Autoridad Portuaria de Gijón; sus «deberes», invertir en la mejora de las instalaciones portuarias para evitar las periódicas nubes de carbón almacenado en El Musel, y el autor del comentario, Adrián Arias, el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAV) de la Zona Urbana de Gijón. Arias se sumaba así a la petición realizada por IU para exigir al Ayuntamiento y al Principado que «presionen» por  la cobertura de las terminales portuarias donde se almacenan los graneles sólidos en el consejo de administración de la Autoridad Portuaria, a la que el líder vecinal ha criticado por mostrar «un concepto muy elitista sobre lo que puede y no puede hacerse»: «Parece el Vaticano, pero forma parte de la ciudad y del consejo», ha añadido Arias.

El presidente de la FAV ha asegurado que la toma de esas medidas es un «clamor de los vecinos» y ha pedido que «rememos todos por el mismo camino» y ha repetido el argumento de Aurelio Martín, portavoz municipal de IU, que considera que el método de almacenamiento de carbón en El Musel es «del siglo XIX». Las inversiones hechas son «necesarias, pero no suficientes», ha añadido Arias.

Además, el líder de los vecinos de la Zona Urbana gijonesa ha se ha mostrado partidario de medidas que favorezcan el control del «binomio industria-tráfico» para el control de emisiones de partículas que «por ejemplo, en Montiana, llegan a concentrar un 84 por ciento de las partículas contaminantes de carácter industrial». Respecto al tráfico, apoya la apuesta municipal «por un amovilidad sostenible, y eso incluye la restricción de la movilidad privada, aunque eso sea impopular», ha agregado, en referencia al uso del coche particular. Con todo, Arias ha abogado por medidas que vayan más allá «de sacar todos de repente la bicicleta», y reiterado el fuerte impulso que los movimientos ecologistas están aportando al vecinal en estos asuntos.

Comentarios

Los vecinos se suman a IU y piden que el Musel cubra el parque de carbones