Las empresas «se rifan» a los informáticos, pero faltan tituladas en el campus gijónes

La Escuela Politécnica de Informática celebra sus 25 años con «pleno empleo» para sus licenciados y demanda de profesionales en el vecino Parque Científico y Tecnológico

Escuela Politécnica de Informática de Gijón
Escuela Politécnica de Informática de Gijón
europa press
Gijón

Las empresas «se rifan» a los titulados en la Escuela Polítécnica de Ingeniería (EPI) de Gijón; y se los rifan muy cerca de su propia sede en el campus gijonés; apenas a unos cientos de metros: en el mismo Parque Científico y Tecnológico. cuyas empresas «desean que hayan más titulados en informática». Así lo ha asegurado Juan Carlos Campo, director del centro que hoy ha celebrado su vigésimoquinto aniversario con un acto institucional en el Aula Magna del campus universitario en Gijón al que han asistido el rector, Santiago García Granda, y la alcaldesa de la ciudad, Carmen Moriyón. 

El centro llega a su primer cuarto de siglo en una situación en la que sus egresados siguen encontrando «pleno empleo», según Campo, pero con un reto aún no resuelto: la mayor incorporación de más mujeres a esta carrera universitaria; una presencia que es «baja, e incluso decreciente» según el director del centro, incluso estando algo por encima a la media del 15 por ciento de alumnas que se registran en los estudios superiores de Informática españoles.

En la actualidad, la EPI cubre cada curso su cupo máximo de 120 alumnos, aunque la salida de alumnos se cifra en algo menos de la mitad, unos 50; un número que va creciendo, según su director. Este, entre otros, es uno de los motivos por los que considera «importante» la incorporación de más mujeres a la carrera.

Por su parte, y antes del acto institucional, la alcaldesa de Gijón ha manifestado su confianza en que el próximo mes de junio pueda concederse la licencia definitiva para la construcción de la nueva residencia de estudiantes en el campus gijonés tras la aprobación del informe de alegaciones del Plan General de Ordenación (PGO), que Carmen Moriyón espera que se apruebe de forma mayoritaria.

La regidora -cuyo equipo de gobierno acaba de suscribir un convenio prurianual con la Universidad de Oviedo por 1,57 millones de euros- ha asegurado que la residencia es un asunto que tiene «pendiente» y que quiere «cumplir por encima de todo», al ser un compromiso adoptado con la Universidad «desde el primer momento».Por su parte, el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, ha señalado que la entidad docente está «muy tranquila» y ha confiado en que la gestión del Consistorio dé resultado. 

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

Las empresas «se rifan» a los informáticos, pero faltan tituladas en el campus gijónes