El FICX se aferra al centro (y a los Centro)

El director del festival ve «razonables posibilidades» de que las salas de San Agustín acojan el certamen «al menos un año más», pero sigue sondeando «nuevas» opciones céntricas

Centro Comercial San Agustín
Centro Comercial San Agustín

Gijón

El FICX no tira la toalla, y su constancia podría recibir recompensa en breve. Los cines Centro -o las salas que se llamaron así mientras funcionaron en el Centro Comercial San Agustín- podrían prorrogar su condición de sede principal del Festival Internacional de Cine de Gijón. «Al menos, por un año más». Lo confirma el flamante director del Festival Internacional de Cine de Gijón, Alejandro Díaz Castaño, quien no solo no descarta que las cinco salas vuelvan a animarse con la llegada del FICX sino que ve «razonables posibilidades» de que se reutilice también este año un espacio que «sigue siendo el más idóneo» por su centralidad. Se sigue negociando con  «buena sintonía» y «voluntad de encontrar soluciones» por «todas las partes» implicadas, asegura Díaz Castaño. 

El nuevo director del FICX confía en «dar buenas noticias» a no mucho tardar, pero tampoco deja de mostrar sus cautelas. «Naturalmente, en mitad de una situación concursal siempre puede haber factores que escapen a nuestro control», recuerda. La empresa Cines Clarín negoció hasta el pasado mes de marzo la venta de las salas a una cadena nacional, pero finalmente el Juzgado de lo mercantil número 3 de Gijón estimó que la opción de compra no estaba suficientemente concretada y decretó la salida a subasta de las salas, incluidas maquinaria y mobiliario, con un valor de tasación de 2,2 millones. Esa es la situación en la que, por el momento, se halla el proceso: sin noticias de posibles compradores.

«Plan B»

Por ello, Díaz Castaño anticipa que el FICX está barajando «nuevas opciones que hasta ahora no se habían tenido en cuenta» en la zona más céntrica de Gijón. Pero no solo se debe a la necesidad de tener listo un «plan B». El director del certamen cinematográfic o insiste en un mensaje que dejó claro desde sus primeras declaraciones en el cargo: el festival tiene también que estar «más repartido» por la ciudad. A pesar de su satisfacción con el anuncio de que una parte del complejo de Tabacalera se dedicará al FICX -incluyendo un salón de actos de 400 butacas-, las opciones que Díaz Castaño rehúsa precisar «todavía para no levantar falsas expectativas», esa alternativa queda al menos a tres años vista, según las previsiones más optimistas. Cuestión de echar la imaginación al vuelo. Además del teatro Jovellanos o del CCAI, siempre disponibles, y del remodelado edificio de Empresariales -con un salón de actos para 130 usuarios-, el distrito central gijonés cuenta con salas como las de la Escuela de Hostelería, instalaciones como las del Centro de Interpretación del Cine en los altos del Casino, algunos centros escolares... incluso el clausurado teatro Arango, que se ha conseguido reabrir para acontecimientos puntuales como la programación de los Premios Princesa de Asturias. 

«Pase lo que pase, la programación que tenemos en la cabeza está garantizada. Pero también hay que empezar a  pensar en el festival de otro modo, con otra estructura y un funcionamiento distinto. Es un restart», afirma Díaz Castaño. Haciendo de la necesidad virtud, se trata de aprovechar la situación «para renovar» el FICX. Que, por cierto, ha vuelto con cargamento de interés del reciente Festival de Cannes a pesar del aire de cierta decepción que ha dejado en la crítica.

«Los ocho años que llevo yendo, los críticos siempre se quejan de que el nivel no es tan bueno como el de años anteriores. Puede ser verdad en cuanto a una parte del festival, la más vistosa y con las películas más conocidas, pero no en los ciclos donde solemos buscar nosotros», comenta Díaz Castaño. Ahí parece haber encontrado lo que buscaba. Se verá en noviembre. En los Centro, si todo sale bien. Y si no, en el centro y también más allá.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El FICX se aferra al centro (y a los Centro)