Imagen:Ana Castaño

IU exigirá partida estable para la Renta Social en los próximos presupuestos

La formación, «moderadamente satisfecha» con la gestión de las ayudas municipales, se reune con Podemos para hablar del refuerzo y la agilización del Salario Social, «eje de la intervención social en Asturias»


Gijón

La Renta Social Municipal «no es para sacar pecho» y su gestión está teniendo «sombras», pero sigue siendo «necesaria» en Gijón, y su continuidad y consolidación deben de garantizarse por vía presupuestaria, con partida propia y con mayor dotación para 2018 a pesar de los retrasos en la convocatoria y las trancas y barrancas en su gestión. El grupo municipal de IU dice estar «moderadamente satisfecho» con unas ayudas que deben seguir mientras se den las situaciones a las que responde. Pero también recuerda que son «otras administraciones» las que tienen que poner solución a una situación de precariedad económica «que no vamos a solucionar desde el ayuntamiento». Es el análisis que la concejala del grupo municipal de IU Ana Castaño llevará el viernes a la Junta Rectora Extraordinaria de la Fundación Municipal de Servicios Sociales (FMSS) y la que confrontará hoy mismo con Podemos en la mesa de trabajo en la que ambas formaciones buscarán establecer posiciones comunes sobre el Salario Social y las políticas de ayudas sociales del Principado.

«Las competencias y posibilidades de los ayuntamientos son las que son. Solo podemos paliar en parte situaciones de pobreza, desigualdad y precariedad, pero no podemos solucionarlas. Esto no puede ser indefinido», argumenta Ana Castaño, por lo que considera «muy importante que el Salario Social, que es el eje de la intervención social y de los derechos de las personas que no tienen recursos en Asturias, se tiene que reforzar, tiene que agilizar la tramitación y probablemente también que incrementar la dotación». Una posición en la que sin duda estará de acuerdo frente junto a Podemos, y que ambas formaciones incluirán en su agenda del nuevo curso y con el próximo ejercicio ya en el horizonte.

Satisfacción razonable

Mientras tanto, y por lo que respecta a este y a la ejecución de la Renta Social Municipal en Gijón, Castaño habla de una «satisfacción razonable»; tanto como lo permiten las «sombras, matices y críticas que caben», según la concejala, en su satisfacción: sombras que se refieren en general a la gestión del gobierno municipal., a los retrasos de una convocatoria «embarullada» y a momentos de «descoordinación entre servicios y falta de información que se fue paliando poco a poco con el buen hacer de los funcionarios y funcionarias municipales».

En conclusión: «Seguiremos defendiendo la Renta Social Municipal como cualquier medida que implique que el ayuntamento transfiera recursos económicos a los más necesitados, e invitamos a los grupos que han sido críticos a que se replanteen su posición», afirma Castaño, que recuerda que las «más de 4.000» solicitudes recibidas confirman que estas medidas son «necesarias para paliar en parte la situación de familias que, con cuatro miembros, solo cuentan con 680 euros para hacer frente a todos sus gastos a lo largo de un mes».

La concejala de IU alude en particular al colectivo que se han demostrado como principales demandantes de la ayuda: los también perceptores del Salario Social, y de Pensiones No Contributivas, que «conforme a nuestro diagnóstico suponen un 98 por ciento» del total de los inscritos en la llamada «Línea 1» de la Renta Social Municipal. El 2 por ciento restante son «personas con pocos ingresos y muy bajos, provenientes sobre todo de la renta del trabajo».

Segunda convocatoria

A principios de este mes, la «Línea 1» ya se habían concedido 778 aprobaciones con una media de 2.354,31 euros por perceptor, mientras que las 16 solicitudes admitidas de la «Línea 2» habían recibido una ayuda media de 2.056,71 euros. El total, a estas alturas de año, supera por tanto holgadamente los 1,8 millones. Ana Castaño advierte de que los 2,5 millones que quedan disponibles para la primera convocatoria «no van a cubrir las demandas ya formuladas», por lo que hay que «agilizar» una segunda convocatoria que acogerá, conforme a las bases, automáticamente, aquellas solicitudes aprobadas en la primera que no hayan podido ser atendidas.  La concejala recuerda que los trámites son «lentos» y no muestra mucha confianza «en la agilidad para las gestiones de Foro, una de las señas en general de su forma de gobernar».

Si todo sale, no obstante, como IU pretende, «todas las personas que se hayan presentado y cumplan los requisitos deberían recibir la ayuda», que este año podría superar en conjunto los 6 millones de euros si ese objetivo se completa, sumando el monto restante de la primera convocatoria y el añadido a través de modificación presupuestaria. De ahí el interés de la formación en que se empiece a negociar ya la inclusión de una partida específica en las cuentas de 2018.  «Queremos que esto esté reflejado en el presupuesto municipal. Será una de las prioridades de IU. Este año se ha cubierto vía remanente, pero el año que viene, tiene que entrar en el proyecto de presupuestos porque queremos normalizar esas ayudas».

Especialmente satisfecha se muestra Ana Castaño del papel de la Unión de Comerciantes al canalizar las ayudas a través de la gestión de las tarjetas mediante las cuales se están realizando las adquisiciones de los artículos de primera necesidad en establecimientos de la ciudad, conforme a una idea que surgió de IU. «Han hecho muy buen trabajo, tanto la Unión como cada una de las tiendas de la ciudad que se han adherido», valora Castaño, que ve en este logro un «ejemplo claro de que las ayudas sociales no son un gasto sino inversión social»: «Los recursos que transferimos se gastan  el comercio de proximidad y vuelven a revertir en la propia ciudad».

Valora este artículo

0 votos
Etiquetas
IU Presupuestos Municipales Servicios Sociales Asturias
Comentarios