Vecinos y XsP replican a Lastra que con reconocer la contaminación industrial no basta

La Federación vecinal y la formación morada piden al Principado que actúe «ya» ante las industrias contaminantes y Adrián Arias exige «disculpas» ante los habitantes de la zona Oeste

Imagen de la nube de contaminación en Gijón tomada por la Coordinadora Ecologista.Imagen de un nube de contaminación en Gijón
Imagen de un nube de contaminación en Gijón
Agencias
Gijón

El cambio de discurso del Principado de Asturias respecto a la admisión existencia de «problemas» con los límites de partículas en suspensión en el aire en la zona del Lauredal, en el Oeste gijonés y su origen industrial ha disparado las primeras reacciones en la ciudad. La más contundente, la de la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAV), cuyo presidente, Adrián Arias, ha exigido al consejero de Infraestructuras del Principado, Fernando Lastra, que «pida disculpas» a los vecinos de la zona Oeste por la reiterada negativa de los responsables autonómicos a reconocer la naturaleza del problema, y a la vez le ha urgido a «buscar una solución ya». En términos muy similares se ha pronunciado el responsable de asuntos medioambientales en el grupo municipal de Xixón Sí Puede, el concejal David Alonso, convencimiento de que si va a sentarse con las empresas para discutir una solución a las emisiones contaminantes de la industria «seguramente tendrá el apoyo de todos». 

Arias se ha referido al asunto durante la presentación de las actividades del Día Mundial del Medio Ambiente que organizan la Plataforma Anticontaminación y el colectivo «Asturies por un Aire Sano», donde ha advertido de que «no hay posibilidad de esconderse» tras los datos detectados por la estación móvil de medición de calidad del aire instalada por el Ayuntamiento en el Lauredal. A esa instalación ha aludido también David Alonso, quien ha lamentado -como Arias- que haya habido que esperar a sus mediciones «para conocer la realidad» y constatar que no era el tráfico el principal foco contaminante «porque los picos de contaminación se producen de noche».

Adrián Arias ha ironizado a propósito de la admisión por parte del Principado de unos registros que demuestran que «la avenida de la Argentina no es Manhattan a las cuatro de la mañana» y que provienen, por consiguiente, de las industrias del Oeste del concejo. El presidente vecinal considera «un ejercicio bastante grave de cinismo» por parte del Principado decir «que esos datos existían cuando no se dieron a conocer hasta que se hicieron públicos los de la citada estación móvil», y ha recordado que a los vecinos de la zona Oeste movilizados para denunciar los hechos se les llamó «alarmistas e incluso talibanes medioambientales».

No obstante, ha mostrado su satisfacción por lo que interpreta como «un cambio de talante» en la consejería que «llega algo tarde» pero que reconoce el origen del problema: «Por fin ayer un consejero del Principado reconoció que al menos los datos decían la verdad», ha añadido Arias, quien no obstante considera «totalmente insuficientes» -por basados en «datos desfasados o voluntariamente ocultados»- los nuevos planes de calidad del aire que Lastra defendió ante el parlamento regional.

La FAV reclama también que las revisiones de la Autorizaciones Ambientales Integradas sean exigentes con los focos contaminantes, medida que el consejero garantizó ante la Junta ante la «lógica» resistencia de las empresas contaminantes. Los vecinos estarán «muy atentos» al respecto ya que consideran que «no puede ser que todo el mundo haga proyectos para disminuir la contaminación y la otra parte contaminante, las empresas, no se moje».

No será la única cuestión relacionada con la contaminación del aire que la FAV mirará con ojo atento. La posible incineración de residuos en cementeras y térmicas constituye una preocupación y es, en cualquier caso, una medida que los vecinos gijoneses rechazan totalmente, por escasamente «respetuosa» con el medio ambiente. 

Todos estos asuntos serán puestos por la FAV sobre la mesa del Consejo Sectorial de Medio Ambiente del próximo día 25, donde la federación anticipa que no tolerará «declaraciones en contra de los intereses de los vecinos, como que generan alarmismo, que se usan calefacciones por encima de sus posibilidades o que la contaminación es algo puntual». También ha avanzado que los vecinos mantendrán una reunión la próxima semana con la directora de Medio Ambiente del Ayuntamiento para conocer estos datos de la estación móvil, y que solicitarán que la web municipal dé información en tiempo real, o al menos en un plazo de 24 horas, de sus mediciones.

Además, el próximo martes se reunirán con la alcaldesa gijonesa, Carmen Moriyón (Foro), a la que ha advertido de que serán «tremendamente inflexibles» sobre cualquier «puesta de perfil» del Ayuntamiento de Gijón en materia de contaminación medioambiental. Los datos son, a juicio de Adrián Arias, «suficientemente graves y aberrantes» como para ello.

En cuanto a los actos del Día del Medio Ambiente, este próximo domingo, se respetará casi todo el programa que no pudo celebrarse en junio por el mal tiempo. De esta forma, habrá una «bicicletada» con salida a las 11.30 horas de la plaza Mayor y llegada a las 13.00 horas en el parque del Lauredal, donde hay previstas distintas actividades como exposiciones fotográficas, performances y la lectura de un manifiesto. Y si el tiempo acompaña, se hará una comida popular. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Vecinos y XsP replican a Lastra que con reconocer la contaminación industrial no basta