¿Del «quien contamina, paga» al «quien contamina, cobra»?

Foro valora subvencionar a Arcelor para que invierta en el control de sus propias emisiones contaminantes

Instalaciones de ArcelorMittal en Veriña
Instalaciones de ArcelorMittal en Veriña
EFE
Gijón

¿Del «quien contamina, paga» a «quien contamina, cobra», aunque sea para invertir en el control de sus propias emisiones contaminantes? El debate está abierto. El gobierno de Carmen Moriyón sopesa la posibilidad de realizar aportaciones municipales para pagar conjuntamente con la empresa siderúrgica ArcelorMittal las inversiones necesarias para reducir la contaminación en la Zona Oeste de Gijón.  Las mediciones realizadas con instrumental propio por el ayuntamiento de Gijón parecen estar persuadiendo finalmente a entidades como el Consejo Sectorial de Medio Ambiente de que, como se concluyó en su reunión de ayer, que las emisiones de la planta de la multinacional en Veriña «podrían ser la causa de la contaminación ambiental» que padece Gijón, y muy en particular los barrios de poniente de la ciudad, y que es «prioritario» tomar medidas; entre ellas, la citada hoy por el concejal Fernando Couto: que el propio municipio subvencione a la multinacional para afrontar juntos el control de sus emisiones de partículas M10.

Por el momento, el consejo ha ordenado estudios para confirmar la procedencia de las partículas y prevé, según ha anunciado Couto,«una reunión al más alto nivel» con directivos de ArcelorMittal para que la compañía presente un plan de inversiones en mejoras anticontaminación. El edil de Foro ha explicado que una vez que se determinen las inversiones necesarias y, si es procedente la concesión de ayudas públicas, el Ayuntamiento las estudiará «dentro de sus limitaciones competenciales».

Por su parte, el concejal de Xixón sí Puede,David Alonso, ha explicado que los representantes del Principado de Asturias en el Consejo Sectorial de Medio Ambiente han reconocido y dado por válidas las mediciones de la Unidad Móvil instalada por el Ayuntamiento. Según Alonso, «el problema radica en la dificultad que tiene el Principado para sancionar a una empresa como Arcelor» por lo que se ha optado por «llegar a un acuerdo».

Alonso ha considerado «necesario» que se abra un debate sobre la posibilidad de que las administraciones subvencionen las inversiones en medidas para mejorar la calidad del aire. «Al fin y al cabo, los efectos de la contaminación los estamos pagando con dinero público, por ejemplo en sanidad», ha dicho Alonso

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

¿Del «quien contamina, paga» al «quien contamina, cobra»?