Casarse es una lotería (que deja un tercer premio)

Una pareja de Gijón mete en casa la buena suerte al empeñarse en un número que coincide con la fecha de su boda

;
Los ganadores de un tercer premio de la Lotería de Navidad en Gijón celebran su buena suerte Los agraciados festejan la noticia frente a la floristería familiar en el barrio gijones de Viesques

Gijón

Hay quien piensa que casarse es una lotería que depende de muchas papeletas. Pero esta vez el azar ha ido más allá, y ha demostrado en Gijón que hay que ser afortunado incluso para elegir la fecha de la propia boda. Laura y Miguel decidieron contraer matrimonio un 6 de septiembre de 2014, y se les ocurrió que sería una buena idea agasajar a sus invitados obsequiándoles con unas participaciones de lotería que llevaran inscritas la fecha de la boda: 060914. En aquella ocasión, el número de las papeletas solo sirvió como recordatorio de la boda. Y así ha seguido sucediendo durante las tres Navidades que sucedieron a esa ocurrencia, porque la pareja decidió seguir comprando el mismo número año tras año. No han tenido que esperar demasiado para que se demuestre hasta qué punto fue una feliz ocurrencia. La lealtad a la fecha de su boda les ha dejado hoy algo más que un pellizco en forma de tercer premio de la Lotería de Navidad que ha sido recibido hoy como una bendición en el negocio familiar, una floristería Gely, en el barrio gijonés de Viesques.

«No digo cuantos décimos llevamos. Solo que son más de dos», asegura Laura, periodista de profesión, recién regada por el espumoso que acaban de descorchar su hermano Diego y Miguel. Dentro de la floristería su madre está ya afónica -no queda claro si de catarro o de la alegría, o de ambos- y aún hay unos cuantos familiares ajenos a la buena noticia que están a punto de recibir a cuenta de ese 060914 premiado con 500.000 euros a la serie y 50.000 al décimo.

La buena fortuna ha llegado para la familia vía Madrid. «Cada año buscamos el número donde lo vendan, y esta vez estaba en una administración de la calle de Alcalá en Madrid», cuenta Laura. Naturalmente, ya tiene en la cabeza qué hacer con la parte del premio que le corresponde. «Vivo en Corvera y mi mayor ilusión es volver a vivir en Gijón», cuenta, entre llamada y llamada. No se cansa de cantar, imitando a una niña de San Ildefonso, la fecha de su boda que, a partir de este 22 de diciembre, celebrará dos veces por año.

Comentarios

Casarse es una lotería (que deja un tercer premio)