Una Sardina menor de edad (y la madre que la parió)

Divertia repite la fórmula de la doble sardina para unos festejos cuya principal novedad este año es la celebración de una verbena en Begoña

Las Sardina del Antroxu gijonés 2018, su madre -a la izquierda- y sendos acompañantes
Las Sardina del Antroxu gijonés 2018, su madre -a la izquierda- y sendos acompañantes

Gijón

La fórmula debió de funcionar, porque el Antroxu gijonés repite: doble ración de Sardina de nuevo para el Carnaval de este año. Si el pasado fueron Paca y Tola, dos siamesas, esta vez serán madre e hija. Una hija con 17 recién cumplidos, llena de aretes y piercings, entre gótica y neopunk y con gana de darlo todo entre el Xueves de Comadres -8 de febrero- y el día en el que el Antroxu expira, que este año para mayor luto cuaresmal cae en martes y 13. Y pegada a ella, su madre, una señorona desconfiada y de carácter recién llegada de Benidorm que no le quitará ojo de encima. Solo falta bautizarlas; algo que se hará, como es costumbre, por votación popular en un proceso que se inicia mañana mismo.

Así se han dado a conocer ambas este mediodía en el vestíbulo del teatro Jovellanos durante la presentación del programa elaborado por Divertia para los seis días de un festejo que la ciudad prepara con la intensidad de costumbre, y que este año cuenta como novedad con la celebración de una verbena el sábado, 10, a las 22,00 horas, en el Paseo de Begoña. Por lo demás, el guión habitual, arrancando en Comadres, con el pregón un día después, el viernes a las 20 horas, a cargo de la compañía teatral Higiénico Papel, con el clásico disfraz de Pelayo en la plaza del Marqués y las incombustibles coplas de Jerónimo Granda. Una jornada inaugural en la que, previamente, el Oeste de Gijón celebrará su propio desfile a las 16,30, partiendo de la playa del Arbeyal y concluyendo con una fiesta en el colegio Santa Olaya a las 16,30 horas. Las charangas de la ciudad precalentarán el pregón con un pasacalles que partirá de Begoña a las 19,30 horas. Ocho carrozas de gran formato, 14 de menor tamaño y 12 charangas formarán el núcleo de una comitiva que, como todos los años, será seguida por decenas de miles de máscaras.

Como en años anteriores, las charangas -once este año, con el debut de «Los Cruzaos de Ceares»- se las verán con el jurado del concurso en dos sesiones, ambas en el teatro Jovellanos: la primera, el sábado 10 y la segunda el domingo 11, ambas a las 19,00 horas. Niños y niñas tendrán, por su parte, ocasión de lucir sus disfraces en tres tiempos: en las dos fases del XXIV Desfile Infantil de Disfraces (de escenario, a las 12,00 del sábado 10 en el teatro Jovellanos, y de calle, en el XXIV Desfile Infantil entre el Parchís y Begoña, el domingo 11 a partir de las 12,30). Su tecerra cita será ya para competir en el XXVI Concurso, a las 16,30 del domingo en el Jovellanos.

La música, Jerónimo Granda aparte, fija dos citas: una, con la Orquesta Tekila para la verbena de la noche del sábado, y otra con DJ Ernesto, también en el paseo de Begoña, a las 22,00 del lunes: justo después del gran Desfile de Antroxu que partirá a las 19 horas de la plaza de El Bibio y que este año concluye frente a la Casa Rosada, en el Humedal.

Solo quedan las despedidas del Martes de Carnaval: el Velatorio de la Sardina con la compañía Escenapache como oiciantes (17,00), la entrega de premios (paseo de Begoña, 18,00) y el desfile fúnebre que partirá del mismo lugar para conducir a la Sardina -o las Sardinas- al lugar de lectura de su testamento, en la plaza del Marqués donde todo empezó, hcia las 20,15 horas.

El programa se complementa con la oferta de Menus d'Antroxu -pote asturiano, picadillo y frixuelos o picatostes- en 37 establecimientos hosteleros agrupados en la asociación Otea, cuyo presidente, José Luis Álvarez Almeida, se ha referido al Antroxu gijonés como la «punta de lanza» de las carnavaladas asturianas, destacando su peso como atractivo turístico que hay que potenciar «más allá de nuestras fronteras».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Una Sardina menor de edad (y la madre que la parió)