Una residencia de estudiantes que refuerza la pugna por Ciencias del Deporte

La Alcaldesa presenta el proyecto del edificio que entrará en funcionamiento el próximo curso. Le suma la reforma de las instalaciones deportivas de la Laboral para volver a pedir el grado de Deportes

Europa Press
Gijón

La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón (Foro), ha avanzado este viernes que las obras de construcción de la residencia de estudiantes se pondrá en marcha en el un plazo de mes y medio, a lo sumo dos, para su entrada en servicio en el próximo curso académico y con capacidad en esta primera fase para 226 personas. La previsión adelantada hoy por la regidora añade al proyecto la reforma de los campos deportivos y la piscina de la Universidad Laboral, tras negociar su cesión con el Principado, para convertir al campus gijonés en «el mejor del Norte de España». Un argumento que ha querido hacer valer en plena pugna por conseguir para la ciudad el grado de Ciencias del Deporte; algo para lo cual las instalaciones «existentes y futuras» hace que se sienta «legitimada al margen de localismos», ha asegurado. «Esto no es ocurrencia», ha añadido la regidora.

El proyecto de la residencia de estudiantes cuenta con un presupuesto que alcanza casi los nueve millones de euros y se ubica en una parcela de 25.225 metros cuadrados anexa a la facultad de Marina; es la misma que pasó -según Moriyón- por «muchas visicitudes» después de que la Universidad de Oviedo reclamara la titularidad de estos terrenos tras celebrarse allí la Semana Negra en 2011. Esta vez la negociación se ha cerrado satisfactoriamente con la cesión de terrenos por un plazo de 40 años para la construcción de la residencia.

Un conjunto con servicio abierto

Por parte de la empresa adjudicataria del proyecto, RYA Residencias SL, el arquitecto Martín Lejarraga ha destacado que la residencia se ubicará en un «lugar estratégico» y se plantea no tanto como un edificio solo sino como un conjunto de equipamientos que den un servicio abierto, y no solo para los residentes de la misma. Se contempla, además, un aparcamiento cubierto de 56 plazas y una zona deportiva de casi 3.000 metros cuadrados; con dos pistas de pádel, zonas al aire libre, rocódromo e incluso un pequeño anfiteatro para actividades culturales y de ocio.

En cuanto al edificio en sí, son cuatro pabellones alzados sobre soportales abiertos para bancos o aparcamiento de bicis. Asimismo, ha explicado que el acceso al edificio será por los soportarles, destinándose la planta baja a zonas comunes, como recepción, área de acogida a estudiantes, zonas de estancia, áreas comunes abiertas, y luego una serie de recintos para zonas estudio, lavandería, biblioteca. Y asociado a este espacio, hay una zona destinada a cafetería y comedor, con un equipamiento importante de cocina para dar servicio más de 200 comensales.

Ya las plantas primera y segunda, se destinará al área estrictamente residencial. En la zona Norte irán las habitaciones dobles, un total de 72, y al Sur las individuales, 82, de las que 68 habitaciones tienen las mismas dimensiones y ocho son estudios para docentes, además de las destinadas a personas con discapacidad.

En total será un edificio de 5.600 metros cuadrados construidos -planta baja, primera y segunda- y otros 924 metros bajo rasante, donde irán instalaciones de suministros y otros servicios generales. Además, tendrá un grado 'A' de calificación energética, la máxima posible, por lo que será un edificio «sostenible y medioambientalmente óptimo», ha destacado Lejarraga, quien ha precisado que la parte exterior será de tonos claros y de ladrillos en diferentes texturas que permitan un mejor envejecimiento. También ha explicado que las habitaciones dobles serán distribuidas casi en dos niveles, de forma que haya dos zonas de estancia para mayor intimidad. Contarán también con aseo completo y zona de armarios y de oficio con fregadero, microondas y frigorífico, con lo que la autonomía para vivir será «grande».

En cuanto a los precios, el coste del alojamiento individual será de 400 euros y las de las dobles de 350. Asimismo, se valorará si se amplia el número de plazas, en función de la rentabilidad. La empresa, además, va a iniciar a partir de este próximo lunes iniciar un concurso cerrado por invitación a unas cinco o seis empresas, algunas asturianas y otras de nivel nacional. También está en conversaciones con la Universidad de Oviedo para cerrar el convenio de adscripción de esta residencia a la institución académica.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Una residencia de estudiantes que refuerza la pugna por Ciencias del Deporte