Los partidos, a la greña por un nuevo fraude en la Renta Social

La reventa de un electrodoméstico adquirido con cargo a las ayudas enfrenta a XsP y al PP, que exige la supresión del programa, mientras que C's pide controles y condiciones más estrictas

La «Gota de Leche», sede de la Fundación Municipal de Servicios Sociales
La «Gota de Leche», sede de la Fundación Municipal de Servicios Sociales
Agencias
Gijón

La denuncia de presuntos fraudes con cargo a las ayudas de la Renta Social Municipal ha desatado de nuevo el debate político en la corporación gijonesa. La aparición de un caso de reventa de electrodomésticos adquiridos con las ayudas municipales a establecimientos de segunda mano han enfrentado hoy en el Consistorio los argumentos de Xixón Sí Puede -promotor junto a IU del controvertido programa- y los de los grupos municipales del PP y Ciudadanos. De una parte, Mario Suárez del Fueyo, portavoz de los morados, ha pedido la expulsion «inmediata» del presunto defraudador, pero ha recalcado que este caso y el de otros tres fraudes previamente detectados no implican «de ninguna manera» la descalificación en bloque de la Renta Social. De otro, el concejal Popular Pablo González ha abogado por la supresión del programa y su sustitución por un aumento de las ayudas de emergencia. Entre ambas posturas, el edil José Carlos Fernández Sarasola, de Ciudadanos, ha pedido que se corrija la «falta de control y de intervención social», y ha pedido que las ayudas sean «de carácter finalista», así como el añadido de condiciones más estrictas para su concesión, como su vinculación a los programas de inserción sociolaboral municipales.

XsP: Chorizos, en toda la sociedad, incluido el Gobierno

En su comparecencia, Mario Suárez del Fueyo ha reivindicado los «beneficios» que está teniendo la Renta Social en «quien más lo necesita» y ha recalcado, como lo hiciera la pasada semana, la «dinamización del comercio local» que está generando la Renta Social. El portavoz morado ha lanzado un símil, recordando que «chorizos los tenemos en toda la sociedad, incluyendo el partido de Gobierno central», pero ha añadido que «no se puede por ello descalificar la política por ello». Aludía así a las informaciones aparecidas sobre la presunta doble contabilidad del PP y también el «caso de los ERE de Andalucía».

Sobre el caso en sí, ha apuntado que la Fundación Municipal de Bienestar Social tuvo conocimiento de este caso el pasado jueves a través de una intervención de la Policía Local del pasado día 23 en relación a la reventa de un electrodoméstico de 500 euros. «En cierta medida esto viene a corroborar que los mecanismos de control funcionan», ha señalado Suárez del Fueyo, que se ha declarado más preocupado por el hecho de que «algunos grupos municipales quieran desprestigiar la Renta Social, y más aún que hagan preguntas sobre la procedencia de los beneficiarios de este programa».

PP: información sobre los solicitantes, chantaje y supresión

Aludía así el portavoz de XsP a las estadísticas para conocer de los perceptores de estas ayudas, el tiempo de empadronamiento y su nacionalidad y lugar de nacimiento solicitadas por el PP «al objeto de saber cuántos son gijoneses que están pasando por un mal momento o cuántos vienen de fuera solo para cobrar estas ayudas».

La petición ha sido anunciada en estos términos por el concejal popular Pablo González, quien ha recordado en otra comparecencia que el PP «ya advirtió en su día de que este programa supondría un efecto llamada para que otros vinieran a empadronarse a Gijón», de su «escasísima» función práctica y del hecho de que favorecería el fraude. González ha anunciado que su partido planteará en comisión una serie de medidas inmediatas, empezando por la renuncia a «aplicar cualquier Renta Social en el futuro y apostando exclusivamente por las ayudas de emergencia».

El PP quiere además haga una auditoría de la Renta Social, a la que ha calificado de «capricho» de XsP, de instrumento de un «chantaje» al equipo de gobierno de Foro y de origen principal del incumplimiento de la regla de gasto. También van a pedir que se lleve a comisión los parámetros y protocolos que se han seguido y se siguen para asignar fondos públicos a los perceptores de las ayudas.

El PP cree el Gobierno local debería «revisar» el convenio que tiene con la Unión de Comerciantes, así como los comercios adheridos al programa de Renta Social, para saber hasta qué punto hay negocios que «trampean» las ayudas «en connivencia con los beneficiarios de esta». En cuanto a los mecanismos de control, González ha matizado que aunque se sabe de un caso, se desconoce si hay más. Si bien ha reconocido que se detectó una mínima bolsa fraude en las ayudas de emergencia, ha considerado que «no se dieron los problemas que se ven en la Renta Social».

C's: control, finalismo e inserción sociolaboral

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, ha apuntado a que la gestión de la Renta Social «no tiene ningún mecanismo de control que asegure un adecuado uso» y ha pedido que el programa se vincule «a la obligatoriedad de los beneficiarios de participar en programas de inserción sociolaboral» como un seguro contra fraudes que «no son algo generalizado, pero se producen ante la falta de control y de intervención social».

El edil de Ciudadanos ha propuesto además que estas ayudas sean de «carácter finalista» lo que «permitiría un mayor control y adaptar la cantidad a las necesidades reales de los beneficiarios». «No cabe duda de que hay que seguir ayudando a las personas que están en riesgo o en situación de exclusión social, pero hay que hacerlo de forma efectiva y no caer, como se está haciendo, en la beneficencia», ha añadido.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Los partidos, a la greña por un nuevo fraude en la Renta Social