Gijón investigará la procedencia del carbón de San Lorenzo

El ayuntamiento acepta las reclamaciones de la oposición y solicita la elaboración de un nuevo estudio a la Universidad de Oviedo

Mancha de carbón en la playa de San Lorenzo
Mancha de carbón en la playa de San Lorenzo

Gijón

Las manchas de carbón de la playa de San Lorenzo serán investigadas. Tras escuchar las distintas peticiones que los grupos de la oposición han expuesto a lo largo de la mañana, el Ayuntamiento de Gijón ha aceptado las reclamaciones y solicitará la elaboración de un nuevo estudio al departamento de Geología de la Universidad de Oviedo para determinar su procedencia.  Actualmente existen dos informes sobre esta cuestión fechados en 2002 y 2011, que concluyen que más del 90% del carbón que apareció en el arenal procedía del naufragio del «Castillo de Salas» y se componía de «un material inerte» coincidiendo con momentos de temporal. No obstante, el consistorio ha recalcado que «para tranquilidad de la ciudadanía» se ha pedido la redacción de nuevos estudios, a pesar de que «todos los expertos coinciden en las conclusiones aportadas por los dos informes petrográficos». «El compromiso del equipo de gobierno con el arenal de San Lorenzo es rotundo y ha quedado acreditado con los sucesivos informes solicitados al departamento de Geología de la Universidad de Oviedo», ha concluido. 

La respuesta del gobierno local ha llegado después que los grupos municipales reclamasen que se detallase la procedencia de las manchas que aparecieron la pasada semana en la playa de San Lorenzo. Así, el portavoz de la marca local de Podemos, Mario Suárez, ha urgido la puesta en marcha de un «proceso de investigación rápido» para concluir la fuente del carbón ya que, en su opinión, son necesarias «explicaciones científicas o, al menos, evidenciadas» que constaten si el carbón procede del «Castillo de Salas», hundido hace más de 30 años.

Por su parte, el grupo municipal del PP ha solicitado ante la Comisón de Medio Ambiente que se hagan los estudios pertinentes para determinar el origen de la mancha y se realice una recogida de muestras del carbón aparecido en la playa para compararlo con la carga del buque. Asimismo, ha exigido que, en el caso de que los resultados concluyan que la procedencia es el barco siniestrado, «se tomen las medidas oportunas para poner fin a un suceso que se repite con cierta asiduidad». Por el contrario, si el carbón procede de otro tipo de fuente, «como las parvas de mineral situadas en El Musel», ha reclamado que el consistorio «ataje este problema» que empaña la imagen turística de la ciudad«.

El grupo municipal de Ciudadanos de Gijón ha solicitado la elaboración de un estudio para determinar la composición y procedencia de las manchas. El portavoz de la formación, José Carlos Fernández Sarasola, ha señalado que es necesario clarificar su origen para determinar la posibilidad de efectuar actuaciones que eviten una nueva aparición «dado el impacto negativo» que tienen tanto sobre el medio ambiente como sobre la imagen del arenal gijonés. Fernández Sarasola presentará un ruego en comisión para corroborar que las manchas son fruto de los efectos de los temporales que remueven los restos depositados por el «Castillo de Salas». Sin embargo, «nunca se ha efectuado un estudio serio que permita corroborar esta hipótesis cada vez más cuestionada», ha remarcado.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Gijón investigará la procedencia del carbón de San Lorenzo