Una brecha «injusta» del 14 por ciento en la plantilla del Ayuntamiento de Gijón

La alcaldesa lamenta la persistencia de una discriminación salarial en la administación local gijonesa, como lo revelaun estudio pionero en la Administración pública

Ayuntamiento de Gijón
Ayuntamiento de Gijón
Europa Press
Gijón

Las trabajadoras del Ayuntamiento de Gijón cobran de media en torno a un 14 por ciento menos a la hora que sus compañeros hombres. Así lo avanza un estudio, pionero la Administración pública, que se prevé cerrar en un mes aproximadamente. La investigacion, impulsada por el Primer Plan de Igualdad del Consistorio y que se enmarca, a su vez, en el pacto de concertación local Gijón Crece, el convenio colectivo y la Carta Local para la Igualdad de Mujeres y Hombres 2016-2020, ha sido presentado este jueves en el Centro Municipal de El Coto, en un acto en el que ha participado, entre otros, la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón (Foro), representantes de CCOO y UGT y de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE).

Sobre este estudio, la técnica en Igualdad de Fundación Mujeres, María José Carretero, ha resaltado a los medios de comunicación, antes de la presentación oficial del estudio, la importancia de analizar la brecha salarial también en la Administración; un concepto que ha diferenciado de la discriminación salarial, que vendría más dada por remuneraciones diferentes para un mismo trabajo. Carretero, una de las autoras de este estudio junto a Carmen Castro, ha indicado que hay que tener en cuenta que hay diferentes formas de calcular la brecha salarial. Asimismo, ha indicado que se espera que este estudio sirva para poner en marcha medidas encaminados a acortar esta brecha.

Moriyón, por su parte, ha resaltado que no es un asunto menor que dé ejemplo la Administración, no solo con estudios de este tipo sino poniendo medidas para evitar que exista brecha salarial. Al tiempo, ha recalcado que las empresas también tienen su parte de responsabilidad y ha destacado que este es el Día Internacional por la Igualdad Salarial, con el que se quiere ejemplificar los 53 días que una mujer tiene que trabajar más que un hombre para cobrar lo mismo. La regidora ha lamentado que, al igual que el pasado año, tenga que insistir en que la brecha salarial es «discriminatoria, injusta y persistente en el tiempo y que Asturias es la comunidad autónoma con la tasa más alta de España».

JUSTICIA SOCIAL

Pese a ello, ha remarcado que parece que comienza a despertarse «una sensibilidad de justicia social en materia de igualdad». Ha aludido, asimismo, a la iniciativa en España para que las empresas informen por ley regularmente sobre los sueldos de su plantilla tanto sobre la remuneración fija como sobre los complementos variables desglosados por género, «pero queda mucho trabajo por hacer». A esto ha sumado la Estrategia Asturiana contra la Brecha Salarial impulsada por el Principado.

Ha apuntado, en el caso de Gijón, que se trabaja ya en el segundo Plan de Igualdad, además de la realización de este estudio de la Brecha Salarial en el ámbito municipal. Es más, ha enfatizado que el Ayuntamiento es una de las primeras administraciones públicas en analizarlo tan profundamente. «Queremos que en Gijón no exista ningún resquicio por el que se escape la fortaleza y el talento femenino, y que siguiendo los principios constitucionales de no discriminación, igualdad y justicia, las mujeres y los hombres tengan unos salarios dignos y no discriminatorios», ha defendido.

De igual forma, ha animado al tejido económico y social a que se comprometa con la Responsabilidad Social de Género y a que desde las Administraciones no solo den ejemplo, sino que contribuyan a generar una sociedad «más justa e igualitaria», ha reivindicado.

Muy contundente acerca del papel del tejido empresarial se ha mostrado la representante de FADE, Ana López Cancio, quien ha asegurado que la Unidad de Género constituye un reto «urgente» y ha advertido de que quien no incorpora como empresario a la mujer en igualdad y con las mismas condiciones va tener un "lastre". Para ella, la incorporación de la mujer en igualdad es un «claro» factor para competitividad empresarial. López Cancio ha remarcado que hay que ser «muy cuidadosos» en los análisis de los datos estadísticos para tener una interpretación «real» de la situación que sirva para poner en marcha medidas «eficaces». Ha recalcado, en este sentido, que la brecha salarial a veces no obedece en exclusiva a motivos laborales, sino que se mezclan también circunstancias personales y laborales.

«La empresa no es la única responsable», ha asegurado, al respecto, para después dejar claro que la Administración debe asumir sus responsabilidades, en lo que respecta, por ejemplo, a la oferta educativa, a garantizar una lista paritaria de candidatos cuando se mandan a ofertas de empleo o en medidas de conciliación eficaces.

MUCHO POR HACER

Por parte de UGT y CCOO, ambos sindicatos han destacado la importancia de este estudio y de seguir luchando para acabar con la brecha salarial. En el caso de UGT, su secretario general en Gijón, Fernando Díaz, ha reconocido que queda «mucho» para acabar con la brecha salarial y lograr la igualdad. Ha incidido, entre otras cosas, en que mientras en Europa bajó en 2017, en España aumentó y, en el caso de Asturias, «tenemos el dudoso gusto de estar a la cabeza en aumento de la brecha salarial», ha lamentado. Para él, además, es importante incluir medidas en la negociación colectiva, a lo que ha remarcado que todavía cuadros sindicales que piensan que por tener un convenio colectivo o trabajar en la Administración no existe brecha salarial. Por todo ello, ha animado a participar el próximo 8 marzo en la huelga convocada, junto a CCOO, para luchar y visualizar la brecha salarial y la mayor precariedad laboral en las mujeres.

Díaz, por otro lado, ha augurado que una vez más Gijón va ser referente en la lucha por la igualdad de mujeres y hombres. En este sentido, ha dicho esperar que este estudio sirva para pasar a la acción a través de la negociación colectiva, lo cual será, a su juicio, un paso «importante y ambicioso». En el caso de la responsable de la Secretaría de la Mujer de CCOO, Aúrea Rosa Ortega, esta ha arremetido contra las reformas y recortes del Gobierno central del PP, que, a su juicio, han llevado a una mayor desigualdad.

Para ella, la agresión al trabajo femenino es un ataque a los derechos colectivos. Asimismo, ha identificado la discriminación salarial con una mayor explotación laboral y desigualdad. Además, ha vinculado esta discriminación salarial con condicionantes de tipo social, cultural y educativos, y con los roles que inculcan a las mujeres desde niñas. También ha enfatizado que la desigualdad y la brecha salarial siguen presentes «con toda intensidad y sin evidentes síntomas de mejora». Contra ello, ha enumerado una serie de propuestas que defiende CCOO, como puedan ser: actuar sobre puntos como la segregación profesional, llevar a cabo una clasificación profesional con una valoración no sexista o fijarse en aspectos como el acceso de mujeres a la promoción y los ascensos

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Una brecha «injusta» del 14 por ciento en la plantilla del Ayuntamiento de Gijón