«Quince días calladas sabiendo que era ese sinvergüenza; esto no puede quedar así»

Las familiares de Paz Fernández confirman que acudirán como acusación particular contra Javier Ledo después de participar en la concentración de repulsa convocada por el Ayuntamiento, el Principado y la Delegación de Gobierno

Gijón guarda silencio por Paz Fernández Concentración en Gijón en memoria de la primera asturiana asesinada por violencia de género desde 2016
Europa Press
Gijón

«Siempre te recordaré como tú decías a la hora de afrontar los problemas: Paz, calma, tranquilidad y Dios proveerá. De ahora en adelante, pensaré en esas palabras». Carmen Borrego, madre de Paz Fernández Borrego -la gijonesa asesinada en Navia- ha guardado silencio en la Plaza Mayor de Gijón junto a familiares, representantes institucionales y varios cientos de personas; pero también ha dedicado esas cariñosas palabras a su hija en una nota remitida a los medios después del acto de repulsa por el asesinato de su hija, el primero debido a la violencia machista en Asturias desde 2016. «Te pusimos María Paz y fuiste para mi un referente», añade Carmen Borrego en el trance de afrontar «los momentos más duros».  Su tía, Ángeles Borrego, por su parte, enfundada en una camiseta con el rótulo «Justicia para Paz», anunciaba emocionada su intención de «no dejar las cosas así» y de contratar «un buen abogado» para ejercer la acusación particular contra Javier Ledo después de quince días infernales, con la certeza de que era el autor de la muerte.

La Plaza Mayor de Gijón ha callado junto a ella y otras familiares de Paz Fernández a las 12 en punto por el crimen que se atribuye al coañés Javier Ledo, ya ingresado en el Centro Penitenciario de Asturias. «Quince días calladas, sin poder hablar, y sabiendo que era ese sinvergüenza», ha lamentado Ángeles Borrego ante los medios, sin descartar la participación de más personas en el crimen. Al mismo tiempo ha expresado su agradecimiento por todos los efectivos y voluntarios que han participado en la búsqueda de María Paz. "Han hecho lo imposible", ha destacado. Ha señalado, además, que sus sobrinas, hermanas de Paz, no pudieron asistir a la concentración en la Plaza Mayor porque tenían que estar en el Juzgado de Luarca, donde se instruye el caso. La tía de la gijonesa asesinada lamentado que a su sobrina le hayan «segado la vida con 43 años» y la orfandad en la que deja a una niña de 4 años y un hijo de 24. Por su parte, una hermana del padre de la hija de Paz, Adela Sánchez Fernández, ha coincidido en agradecer las muestras de cariño y la colaboración ciudadana a la hora de participar en la búsqueda sobre el terreno, además de trasladarles el pésame. «No se lo deseo a nadie», ha apuntado, antes de recalcar que «no hay derecho» a que le segaran la vida. «La pena es ella que ya no va a volver más y deja una nena con cuatro años, que la va a necesitar mucho», ha lamentado.

Al término del acto, los familiares han mantenido un encuentro con el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, y la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, en el despacho de la regidora. Martínez ha aludido a la «probablemente indescriptible» situación y pesar de la familia, y ha indicado que desde las instituciones se tiene que estar no solo a su lado sino facilitarle todos los trámites y lo que necesiten, así como la importancia de «mostrar la unidad» de las instituciones «ante este y cualquier otro caso de violencia de género».

Además, ha hecho mención a los últimos datos de violencia de género disponibles, con 2.711 denuncias durante 2017 y 2.505 casos. Unas cifras que, según él, más allá del dato de las 49 mujeres asesinadas el pasado año, son «intolerables» para cualquier sociedad avanzada. Ha apostado, en este sentido, por seguir trabajando contra una situación que no es tolerable en nuestra sociedad. El consejero también ha explicado que en este tipo de casos se ofrece desde el Principado la asistencia jurídica, y cualquier otro tipo que la familia manifieste en relación con la Administración, se está a disposición de esta para facilitarles cualquier trámite. Ha reseñado, no obstante, que se dan circunstancias muy variadas pero se trata de atender a cada una de ellas, ha precisado.

La concentración ha sido convocada por el Gobierno del Principado, el Ayuntamiento de Gijón y la Delegación del Gobierno en Asturias, cuyos representantes han participado en el acto desde un segundo plano, bajo los arcos del Ayuntamiento, además de miembros de los parlamentos español y autonómico y del Senado. En su nombre, la directora de la Oficina de Políticas de Igualdad municipal, Feli Soria, ha dado lectura a un comunicado declarando la«más enérgica condena y profunda consternación» por el primer caso de asesinato por violencia de género en Asturias en este año 2018, y el primero acaecido desde el año 2016. En España, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, fueron 49 las mujeres asesinadas el pasado 2017, y a 13 de febrero 3 eran las mujeres que habían sido asesinadas por violencia de género. Tampoco se pueden olvidar los ocho menores que fueron asesinados por  sus progenitores o parejas de sus madres el pasado año.

Las tres instituciones, así como el Consejo Asturiano de la Mujer y el Consejo de Asociaciones de Mujeres de Gijón han trasladado sus condolencias a la familia, a quien ofrecen los servicios de asesoramiento jurídico y apoyo previstos para estas situaciones, que se definieron el pasado año 2017 con la aprobación del Protocolo para casos de Asesinatos de Violencia de Género en Asturias. Además, han transmitido a la ciudadanía asturiana la necesidad de un compromiso colectivo que condene de manera rotunda la violencia de género porque supone grave déficit de libertad y seguridad de las mujeres, a la vez que nos impide tener una sociedad igualitaria y justa para todas las personas. El mensaje ha sido de «tolerancia cero ante las agresiones machistas, que hoy nos demuestran una vez más las insufribles consecuencias de las mismas». En este sentido las tres instituciones manifiestan su voluntad de «continuar impulsando las medidas existentes, reforzando los mecanismos de coordinación de las mismas en el marco del Pacto Social contra la Violencia sobre las Mujeres del Principado de Asturias y del Pacto de Estado contra la Violencia de Género».

Las instituciones convocantes recomiendan a las mujeres que hoy están sufriendo violencia de género así como a sus familiares y amistades, que «se dirijan a las administraciones públicas o a las organizaciones expertas en la materia para solicitar información y planificar la mejor manera de romper la relación» y recuerdan la existencia de una red de servicios especializados a las mujeres víctimas de esta situación que «garantiza su derecho a la información, a la asistencia, a la protección y la recuperación integral, como son los Centros Asesores de la mujer, el servicio telefónico de información 016 y el 112 ante posibles emergencias».

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

«Quince días calladas sabiendo que era ese sinvergüenza; esto no puede quedar así»