Makelele presenta este lunes su recurso ante el TSJA

Europa Press OVIEDO

GIJÓN

Abdou Ndiaye, más conocido como Makelele, en el jucio por el homicidio de Sonia Meléndez Mitre
Abdou Ndiaye, más conocido como Makelele, en el jucio por el homicidio de Sonia Meléndez Mitre

Está condenado a 18 años de cárcel después de que un jurado popular lo considerara culpable de asesinato por el asesinato de Sonia Mirte

23 abr 2018 . Actualizado a las 13:31 h.

La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha señalado para este lunes la celebración de la vista por el recurso contra la condena a 18 años de prisión del ciudadano senegalés Abdu Ndiaye, más conocido por 'Makelele', por el asesinato de la hostelera gijonesa Sonia Meléndez Mitre, el 16 de julio de 2015. Según la información facilitada por el TSJA, 'Makelele' seguirá la vista, que dará comienzo a las 10.30 horas, por videoconferencia desde el Centro Penitenciario en el que se encuentra ingresado. Cabe recordar que 'Makelele' fue condenado a 18 años de cárcel por la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón, después de que un jurado popular lo considerara culpable de asesinato.

La Audiencia, en su día, aplicó la atenuante de dilaciones indebidas que apreció el jurado popular, así como la agravante de discriminación por razón de género. La sentencia, además, destacaba que la «falta total de arrepentimiento por parte del acusado y sus maniobras para intentar confundir sobre la autoría de la muerte de María Sonia no le hacen merecedor de mayor benignidad» .

A este respecto, el jurado consideró que el acusado actuó con premeditación, además de resaltar que la víctima no tuvo posibilidad de defensa. La muerte se produjo por estrangulamiento, al taparle con una mano la boca para que callara y con la otra le agarraba del cuello, al tiempo que le aprisionaba el cuerpo, aprovechando su corpulencia física. Especialmente enfatizó el hecho de que 'Makelele' se encargó de difundir el rumor de que un clan gitano gallego perseguía a la hostelera, así como otras «contradicciones y mentiras» en las que incurrió el condenado durante el juicio. Asimismo, en la víctima se encontró semen cuyo ADN correspondía con el de 'Makelele', lo que prueba que estuvo en su casa. También descartó el jurado el móvil del robo porque solo se llevaron de la casa el teléfono de la víctima.