Huida a lo loco por conducir sin carnet... y algún motivo más

La persecución de un sospechoso de conducción sin permiso en el Cerillero permitió detener a la Policía Local a un vecino de Gijón sobre el que pesaban tres órdenes de detención

Policía local de Gijón
Policía local de Gijón

Gijón

La persecución de un sospechoso de conducir sin carnet acabó con un aparatoso accidente y con la detención de algo más que un simple conductor sin los papeles en regla. El sospechoso, un hombre de 33 años de edad y vecino de Gijón, tenía más razones que la simple falta de permiso de conducción para emprender como lo hizo una huida a la desesperada de una patrulla de la Policía Local que pretendía comprobar si, en efecto, carecía del permiso reglamentario. Porque J. G. M. tenía pendientes dos órdenes de detención e ingreso en prisión, otra de presentación en el juzgado y una cuarta de averiguación de domicilio y paradero.

Todo sucedió cuando a las  21,00 horas del pasado miércoles, 16 de mayo, una patrulla de la Policía Local de Gijón que circulaba por la avenida del Cerillero, se cruzó con un Seat León de color azul, matrícula 5167-BMB. A los agentes les constaba que el permiso había sido retirado a su  conductor, por lo que decidieron dar la vuelta y comprobar si los papeles estaban en regla. En ese momento, el sospechoso aceleró bruscamente e inició a gran velocidad una huida en la que ignoró las señales luminosas y acústicas del vehículo policial e intentó darle esquinazo entrando en el tramo peatonal de la calle Camín de Paquet, maniobra que acabó con un violento choque con el bordillo en el que -según el relato policial- el coche se elevó «un metro sobre el suelo» y quedó imposibilitado para seguir con la fuga.

Desentendiéndose de las otras dos personas que viajaban junto a él -una de las cuales sufrió lesiones en la colisión- el sospechoso salió del coche y reanudó la huida a la carrera, sin éxito. Los agentes le dieron alcance, le redujeron sin resistencia. Las comprobaciones posteriores mostraron que no solo le era imputable el obvio delito contra la seguridad vial por falta de permiso, conducción temeraria y puesta en peligro de la integridad del prójimo. Sobre el fugitivo pesaban además una orden de detención e ingreso en prisión emitida por la Audiencia Nacional, por causa de estafa; otra  de detención e ingreso en prisión por orden del Juzgado de Lo Penal nº 2 de Gijón por conducir sin permiso; una tercera de detención y presentación del Juzgado de Instrucción nº 4 de Gijón por causa de falsedad documental y la cuarta, de averiguación de domicilio y paradero emitida por el Juzgado de Primera Instancia de Instrucción nº 2 de Laviana.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Huida a lo loco por conducir sin carnet... y algún motivo más