La oposición en bloque arremete contra Foro por la «crisis de San Lorenzo»

El PSOE pide un pleno monográfico y los populares esgrimen un informe de laboratorio que habla de una presencia «alarmante» de bacterias fecales en la bahía gijonesa

Manuel del Castillo y Pablo González
Manuel del Castillo y Pablo González
Agencias

El estado de la playa de San Lorenzo se ha convertido casi en una 'cuestión de estado' en la agenda política de la ciudad. Los grupos de la oposición mueven ficha en distintos frentes ante la alarmante situación de la bahía gijonesa, cerrada de nuevo al baño tras las muy intensas lluvias de la última madruagada, y a la espera de la comparecencia de la alcaldesa y responsable municipal de Medio Ambiente, Carmen Moriyón, en la comisión del área de mañana, martes.  De una parte el concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Gijón César González,  ha anunciado la petición de su grupo exigiendo un pleno extraordinario para que la regidora explique el estado de la cuestión y las medidas previstas para atajar esta situación en el presente y en el futuro. De otro, los concejales populares Pablo González y Manuel del Castillo esgrimían sus propios análisis bacteriológicos de las aguas de San Lorenzo -con una presencia «alarmante» de bacterias, aseguran- y solicitaban, entre otras medidas, un mapa de «puntos negros» de vertidos al Piles. Del mismo modo, los grupos de XsP y Ciudadanos urgían al gobierno local a dar explicaciones y soluciones ante la situación.

Los datos también han ocupado la intervención del edil socialista César González, que frente a la apelación de Moriyón a la excepcionalidad de las precipitaciones de estos días, ha argumentado, por ejemplo, que el volumen de precipitaciones que provocaron la aparición de bacterias fecales en las aguas de la playa el pasado 4 de junio no eran lo suficientemente copiosas (9 litros/m2 frente a los 46l/m2 del 26 de mayo). «Si esto mismo hubiese ocurrido en 2017, la playa hubiese estado cerrado 26 de los 123 día de temporada de baño», ha dicho el concejal socialista, quien ha reprochado a la alcaldesa los problemas de saneamiento de la ciudad, más en concreto la situación de abandono del pozo de tormentas de Hermanos Castro. « Sería bueno que explicara por qué se tardó dos año en rescindir el contrato con FCC y otro año en volver a licitar el proyecto», ha recordado González al asegurar que « si se hubiera rescindido el contrato a tiempo, en lugar de pensar en el coste electoral que esto podía tener en 2015, el pozo estaría construido o a punto de terminarse».

El PP acude al laboratorio

El PP, por su parte, tira de datos de las analíticas encargadas a un laboratorio ovetense. El portavoz popular Pablo González y el edil Manuel del Castillo han calificado sus resultados como «alarmantes», ante la detección de una presencia de la bacteria e-coli -presente en la material fecal- que «supera en 10,6 veces los valores permitidos en el Real decreto de aguas dulces para el baño, alcanzando el nivel de 5.300 unidades». Del Castillo ha solicitado al Ayuntamiento que detalle los lugares escogidos para la toma de muestras y el criterio para seleccionarlos.

Los populares abren, además, otros frentes. Exigirán información sobre «quién y con qué criterio» se ha autorizado la apertura de las compuertas de aguas fecales y pluviales que van a dar al Piles «con nocturnidad y alevosía». También solicitarán la elaboración de un estudio jurídico de responsabilidades por «el daño a la imagen de Gijón, tocada a nivel nacional», mediciones diarias del agua durante la época estival en la zona de la desembocadura de El Piles y un mapa de «puntos negros» de vertidos e información sobre las zonas residenciales que están sin conectar a la red de saneamiento municipal.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

La oposición en bloque arremete contra Foro por la «crisis de San Lorenzo»