Coto a la contaminación: se recogen muestras de mineral de ventanas, terrazas y porches

El investigador asturiano Mario Lebrato recogerá esta semana los recipientes de material sedimentable recopilados por particulares en Gijón y Carreño para proceder a su análisis en el laboratorio alemán en el que trabaja

Recogida de muestras de contaminación
Recogida de muestras de contaminación

Redacción

El investigador Mario Lebrato, que en febrero se ofrecía a analizar de forma gratuita en el laboratorio en el que trabaja en Alemania el material sedimentable retirado de ventanas, porches y terrazas entre otros lugares para determinar su contenido y su posible relación con la contaminación atmosférica, recogerá a lo largo de esta semana las muestras que los ciudadanos han ido recopilando desde entonces. Lebrato explica que las muestras de las que ya se dispone, y que serán analizadas a partir del final del verano, son carbón y mineral del arenal de San Lorenzo y lo mismo del puerto de El Musel «para realizar la geoquímica con la de la playa», en donde también se han recogido aguas en los periodos que dio positivo en bacterias fecales así como de colectores en ríos asturianos. Al tratarse de una campaña de ciencia ciudadana, que tiene como objetivo la colaboración entre científicos y ciudadanos para combatir la contaminación, también se han recogido diversas muestras de polvillos de color negro y rojizo de ventanas de particulares que residen en varias zonas de la ciudad

De hecho, buena parte de estas muestras ciudadanas que ha están almacenadas provienen de los barrios de la zona oeste, como Jove y La Calzada, aunque también se han recogido muestras en la zona centro, que por ejemplo en enero registraba junto con La Arena los mayores picos de contaminación en partículas PM10 de la ciudad. La idea ahora es reunir las que han sido guardadas en otros domicilios particulares que, en su momento, se pusieron en contacto con el investigador para participar en la campaña.

Lebrato trabaja como director de proyecto en Alemania para el Ministerio Federal de Educación e Investigación y la Universidad de Kiel, en cuyo laboratorio -especializado en el análisis de metales pesados en agua y en sedimentos- se analizarán estas muestras y aquellas que los ciudadanos entreguen hasta el próximo 22 de julio. De hecho, las muestras se pueden entregar en la sede de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Gijón, en el número 9 de la calle Ruta del Alba, en El Natahoyo, o, a través de su perfil en Facebook, se puede avisar al propio Lebrato, que se ha ofrecido a recogerlas personalmente a lo largo de esta semana. 

Procedimiento para recoger las muestras

Esta labor es posible gracias a la colaboración también con la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies, que junto a la FAV y la Plataforma contra la Contaminación de Xixón, han estado estos meses animando a la ciudadanía a participar en este proyecto de ciencia ciudadana, que sigue los pasos de los que ya se vienen realizando en Europa con los mismos fines. Quienes quieran participar en esta campaña pueden hacerlo recogiendo el polvo seco de color negro, gris o rojizo de ventanas, porches, terrazas y otros lugares que no impliquen que se obtenga directamente de una fábrica o de las pilas de mineral en Gijón, Carreño y el entorno de ambos concejos.

En la medida de lo posible, sería conveniente que las muestras estuvieran acompañadas de fotografías porque el objetivo de esta campaña es poder documentar qué tipo de minerales existen en el aire que se respira en Gijón y Carreño. Para poder ser analizado, basta con colocar unos gramos del material sedimentable que se recoja en un envase similar al de las muestras de orina. En el caso de que se recojan en platas o lugares húmedos, se deben secar en papel de periódico para, con posterioridad, guardar el polvo resultante.  

En algunos de los hogares en los que la presencia de materia sedimentable es habitual, se vienen recogiendo muestras una vez al mes. En los botes, para que el análisis sea lo más certero posible y sus resultados sean válidos, se coloca una pegatina en la que se indica lugar, día y hora de recogida, así como el contacto de la persona que ha recogido esas muestras. 

Lebrato, que es doctor en Oceanografía y Geoquímica, indica que el análisis de estas muestras es un proceso complejo que requiere de unos tiempos y que, a medida que las vaya analizando en el laboratorio de Alemania, irá aportando resultados. 

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

Coto a la contaminación: se recogen muestras de mineral de ventanas, terrazas y porches