¿Se debe ceder el asiento a los niños pequeños en el transporte público?

Un padre se quejó en Twitter de que nadie le ofreció un asiento a su hija de cuatro años, pero los comentarios de los tuiteros muestran desacuerdo

Un autobús de Emtusa
Un autobús de Emtusa

Redacción

Es sabido que cuando las personas de edad avanzada, las que han sufrido algún tipo de lesión que les reduce la movilidad, las mujeres embarazadas y las familias con bebés se suben al transporte público, es de buena educación cederles el asiento con el fin de evitar algún incidente durante el trayecto. Sin embargo, algunos consideran que dentro de ese grupo aún falta un sector de la población: los niños pequeños. 

Y Segio Berdiales, un asturiano residente en Madrid, se ha pronunciado al respecto en redes sociales. En su cuenta de Twitter, el asturiano se mostraba «irritado» ante la forma en la que, por segunda vez, su hija de cuatro años viajaba en un autobús de Gijón: de pie. «Me da cosa censurar comportamientos de los demás. Nadie es perfecto», comenta, «pero es la segunda vez consecutiva que me toca ir con la niña de pie (4 años) en un bus público en Gijón sin que nadie tenga el gesto de ofrecerle su asiento. No sé, me irrita un poquito el tema».

Algunos usuarios no han podido resistirse a contestar al tuit de queja de Berdiales, preguntándose si la niña tiene algún problema, si pasa algo por que vaya de pie y que, «si con 4 años ya está cansada, cuando llegue a 70 hay que llevarla en tumbona».

Ante lo cual, Berdiales ha respondido alegando que, si esas son las respuestas, «el problema es mayor del que pensaba».

Entonces, ¿qué sería lo más correcto?, ¿cederle el asiento a los niños pequeños o no?

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

¿Se debe ceder el asiento a los niños pequeños en el transporte público?