La violencia ultra, «reconducida» en «la ciudad más segura de su tamaño»

El comisario jefe de Gijón resalta la baja tasa de criminalidad en la ciudad y aboga por iniciar la lucha contra la violencia machista en la escuela durante la festividad de los Ángeles Custodios

Agencias

La violencia generada por grupos de raíz ultra en Gijón está «hoy por hoy bastante reconducida», al menos por lo que respecta a las tareas de detección y control de este tipo de delitos por parte de la Policía Nacional. Así lo considera el comisario Dámaso Colunga, quien hoy ha participado en la colegiata de San Juan Bautista de Gijón en los actos en conmemoración de los Ángeles Custodios, patronos del cuerpo policial.  Colunga ha inscrito que los repuntes de este tipo de violencia forman parte de «cosas que son cíclicas, pero se corrigen», y ha manifestado su esperanza en que sucesos como los ataques a policías durante el último derbi regional o al pub La Folixa en Cimavilla «no se repitan».

Estos estallidos de violencia y otros sucesos de gravedad en materia de seguridad son, con todo, la excepción en Gijón, que Colunga considera la ciudad «más segura» de su tamaño, con una tasa de delincuencia ronda, según el Comisario Jefe, la mitad de la de la media nacional: «Hechos graves, pocos en este año», ha apuntado, y «ninguno extremadamente grave». Los mayores problemas no han sido causados por una «delincuencia autóctona perfectamente controlada y conocida» sino por criminales que «vienen uno o dos días» y cuya actuación genera «una cierta alarma». «Al final todos caen», ha remarcado Colunga, quien ha matizado que a veces pasa que son detenidos fuera de Asturias, como fruto final de una cadena de actuaciones en los que tiene un papel «muy potente» en prevención y de resolución de delitos la brigada de Policía de investigación.

Asturias, la segunda criminalidad más baja del país

En términos similares sobre la baja incidencia de la criminalidad en Asturias se han pronunciado la delegada del Gobierno, Delia Losa, y el comisario principal Juan Jesús Herranz Yubero, jefe superior de Policía en Asturias, quienes han subrayado que la comunidad sigue registrando la segunda tasa de criminalidad más baja del país, tras Extremadura. Losa y Herranz han apelado a la estadística de Interior que constata que en el último año se ha registrado una tasa de criminalidad de 24,5 delitos por cada mil habitantes, cifra que representa un descenso de tres décimas respecto al año anterior. «Eso no es fruto de la casualidad, ni de la suerte», ha incidido la delegada, que en su intervención ha destacado que el bienestar del que disfruta la ciudadanía por los altos índices de seguridad no son «gratuitos, ni espontáneos», sino fruto del discreto trabajo policial, del esfuerzo y la dedicación.

Ambos han tenido un reconocimiento público a la incorporación femenina a la institución policial, donde, de las 64.000 personas que integran la plantilla en España, más de 9.000 son mujeres y han apostado por impulsar su presencia en una institución que es, según Herranz, «un referente« de la seguridad en España y una de las instituciones «más valorada, querida y respetada».

Violencia de género y escuela

La violencia de género ha merecido una atención especial en las declaraciones del Comisario Jefe de Gijón. «Hay que seguir haciendo hincapié en toda la violencia, en todo tipo, pero la doméstica es una lacra que tenemos ahí», ha apuntado el Comisario Jefe, quien ha defendido que la escuela es un factor fundamental para erradicarla.   «Con el paso del tiempo llegará a verse que esto no puede ser, que no puede ser ese tipo de agresiones», un problema de «educación» en el que «la Policía es el último eslabón para proteger y reprimir este tipo de agresiones». Colunga ha garantizado que la Policía «seguirá ahí para prevenir y actuar ante estos hechos», y ha señalado que las cifras de denuncias por estas agresiones sexistas son algo más bajas que el pasado año. Asimismo, ha resaltado que todo lo que sea campaña ciudadana, desde cualquier organismo, Ayuntamiento u organizaciones, es un factor fundamental para concienciar a la gente y contribuir a erradicar esta 'lacra'.

Ciberdelincuencia

Por su parte, Juan Jesús Herránz ha trasladado un mensaje de sensibilización a la ciudadanía para que sea «precavida y cautelosa» ante el incremento de la ciberdelincuencia. El jefe superior de la Policía ha incidido en que la institución policial no da por perdido ningún caso y ha puesto como ejemplo la reciente resolución del crimen de Ciudad Naranco, en Oviedo, perpetrado hace ocho años, con la detención del supuesto autor. Herranz ha explicado que este no será un asunto aislado, ya que «en breve» se van a resolver otros casos «del pasado», de los que no ha precisado más detalles.

Comentarios

La violencia ultra, «reconducida» en «la ciudad más segura de su tamaño»