Condenado a 14 años y 3 meses por golpear y violar a su pareja, incluso durante el embarazo

La Audiencia considera probadas las acusaciones de agresión sexual, maltrato habitual, amenazas, violencia de género y vejaciones injustas contra la víctima

Sede de la Audiencia Provincial en Oviedo
Sede de la Audiencia Provincial en Oviedo
Agencias
Gijón

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo ha condenado a un hombre, Daniel M.S., a la pena de 14 años y 3 meses de prisión por abusar sexualmente y agredir a su pareja y madre de su hijo, durante dos años en el domicilio de ambos en Gijón, incluso durante el periodo de su embarazo. Tras el juicio celebrado el pasado 11 de septiembre, el juez ha dictado condena por los delitos de agresión sexual, maltrato habitual, amenazas, violencia de género y vejaciones injustas. Además, el procesado deberá indemnizar a la víctima en la cantidad de 20.000 euros en concepto de responsabilidad civil por el trastorno crónico de estrés postraumático.

La pareja tenía al menos dos años de relación y un hijo en común. La sentencia considera probado que desde 2013 el procesado estableció un clima de violencia marcado por las agresiones verbales y episodios de violencia en los que aferraba la víctima por el cuello y la zarandeaba. La situación se acentuó especialmente tras quedar la mujer embarazada, aumentando el control que el procesado ejercía sobre ella: el condenado quitaba a la mujer las llaves dal domicilio y la confinaba, arrebatándole también el teléfono móvil para que no pudiera hacer ninguna llamada.

Entre el mes de enero y junio del año 2015 la situación llegó a su fase más violenta, cuando Daniel M. S. ejerció forzó a la mujer, mediante coacción violenta, a mantener relaciones sexuales. En muchas de estas ocasiones tras consumar el acto sexual el procesado obligaba a su pareja a permanecer desnuda en la cama hasta que él la autorizaba a vestirse.

Toda esta situación provocó que la mujer en septiembre del año 2015 acudiera al servicio de Salud Mental del Hospital de Cabueñes, y ya en esa exploración se apreció que sufría ánimo depresivo, pesadillas, insomnio y recuerdos intrusivos de escenas violentas, compatibles con clínica de estrés postraumático. Tras esta consulta fue derivada a psicoterapia grupal de violencia de género donde permaneció hasta marzo del año 2016. La víctima presentaba como secuelas, victimización de violencia física, psicológica y sexual, siendo compatibles esos síntomas con diagnóstico de trastorno de estrés postraumático.

Por auto de 21 de agosto del año 2015 del Juzgado de Violencia Sobre la Mujer número 1 de Gijón se prohibió al procesado aproximarse a menos de trescientos metros de la mujer y de su hijo, de su lugar de trabajo, o de cualquier otro frecuentado por ellos así como comunicarse con ellos mientras dure la instrucción de la causa o se dicte otra resolución de signo diferente. 

Comentarios

Condenado a 14 años y 3 meses por golpear y violar a su pareja, incluso durante el embarazo