El PP de Gijón aboga por suprimir la Renta Social

Así lo ha expresado su portavoz Pablo González: «La Renta Social fue una mala idea de Podemos y una mala política de Foro»

Mariano Marín, Pablo González y Rodrigo Pintueles (PP)
Mariano Marín, Pablo González y Rodrigo Pintueles (PP)

Gijón

El portavoz del Grupo Municipal de Popular en el Ayuntamiento de Gijón, Pablo González, ha defendido  el incremento de las cuantías de las ayudas de emergencia frente a la continuidad de la Renta Social. Algo que el PP ha justificado al haber aumentado el número de solicitudes de emergencia. De esta forma, hasta el pasado mes de julio se han registrado 403 solicitudes concedidas que suman 692.000 euros frente a las 172 que se entregaron a lo largo de todo el año 2017 según informa Europa Press.

Asimismo, ha abogado por unificar estas ayudas de emergencia, que sean puntuales -no pueden ser crónicas-- y deben tener una contraprestación. González ha puesto de ejemplo la gestión que hacen Pontevedra y La Coruña. Así lo ha hecho en rueda de prensa en el Consistorio, acompañado del presidente del PP en Gijón, Mariano Marín, y del representante popular en la Fundación Municipal de Servicios Sociales (FMSS), Rodrigo Pintueles. Unido a ello, ha recordado que el PP desde el primer momento dijeron no a la Renta Social. «La Renta Social fue una mala idea de Podemos y una mala política de Foro», ha opinado González, quien ha sostenido que la alcaldesa gijonesa, Carmen Moriyón (Foro), «cedió al chantaje de Podemos».

Según él, Foro le ha «tomado el pelo» a todos los gijoneses, y en especial a quien más lo necesita. Y aunque ha opinado que sí hay gijoneses que lo precisan, estos no necesitan que el Gobierno local «les tome el pelo», ha recalcado. Ha rechazado, en este sentido, el modelo de Renta Social actual, por no ser unas ayudas sociales mantenidas en el tiempo, sino «un experimento piloto». Tampoco ha estado blindada, ya que ha estado a expensas de las necesidades de otras partidas. A su juicio, además, debería ser «creíble y justa», algo que ha rechazado que hubiera sido así. No ha ayudado, en este caso, según González, que haya artículos que no se consideren por algunos ciudadanos como de primera necesidad, como tampoco el que se haya hecho una instrumentalización del comercio local.

Cambios de calado

Mariano Marín, ha criticado que esta Renta Social se parece más a un plan local de comercio, a lo que ha visto preciso acometer «cambios de calado» en la FMSS, que tiene, a su juicio, un sistema de política sociales que está «muy fragmentado», ha criticado. Una FMSS que, a su juicio, se caracteriza por «la lentitud y la burocratización». Además, ha sostenido que la «incapacidad» de Foro la ha contagiado a otras áreas, como es la paralización de las ayudas al alquiler por falta de crédito y también la de las ayudas a la rehabilitación de fachadas. Pintueles, incluso, ha augurado, por su parte, que la Renta Social está «condenada a extinguirse lentamente».

Comentarios

El PP de Gijón aboga por suprimir la Renta Social