Gijón

«No caben luchas partidistas ni réditos políticos, el retraso es de tal magnitud que no cabe otra solución que no pase por la unidad de todos y todas sin fisuras. La responsabilidad actual, que es la de dotar a Gijón/Xixón de las inversiones necesarias para llevar a cabo los compromisos adquiridos es de tal trascendencia que no puede ni debe haber lugar para la división. Todas y todas debemos empujar hacia el mismo lado para revertir esta situación». La situación a la que aluden las palabras que la exdirigente vecinal gijonesa Tita Caravera ha pronunciado hoy en el patio del CCAI es la de los 16 años de retasos del Plan de Penetración del Ferrocarril en la ciudad, el conocido como 'Plan de Vías'; el lado hacia el que hay que empujar, el del desbloqueo de una solución en forma de «proyectos, inversiones y plazos». Y la puesta en escena de esa unanimidad, la que se ha escenificado este mediodía en el atrio central del centro cultura, donde representantes políticos de la Corporación con su alcaldesa al frente -y también en algunos casos de la Junta General-, de los agentes sociales y económicos, del asociacionismo gijonés de todo signo y de las entidades vecinales se han visto obligados a relanzar la misma Plataforma del Plan de Vías que hace tres años salía a la calle para exigir lo mismo que esta misma mañana de 31 de octubre.

Era la fecha marcada por la Plataforma ante las indecisiones o los reparos del ministerio de Fomento, que finalmente han «agotado la paciencia de la sociedad gijonesa». La firma del convenio acodado hace más de un año con el Gobierno del PP no se ha concretado con el del PSOE, como se había pedido pero ya nadie esperaba, y la Plataforma del Plan de Vías, convocada de nuevo por iniciativa de la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAV), ha vuelto a hacerse presente en un acto centrado en la lectura del manifiesto 'En defensa de los compromisos con el Plan de Vías' al que ha dado lectura Tita Caravera, la líder vecinal que hace tres años encabezó la misma movilización que ahora repunta y que, en palabras de su sucesor en ambos cometidos, Adrián Arias, «sacó el proyecto de un cajón donde lo había metido la clase política». Ahora toca volver empujar para conseguir verlo plasmado con el CCAI como estación de partida de una movilización social que se reactiva bajo el lema «¡¡Gijón se mueve!! Para no perder el tren. Proyeto-plazos-inversión» en una leyenda simbólicamente sustentada por manos de todos los colores sociales y políticos.

«Basta» al letargo

Antes de la lectura del manifiesto, Arias describió el acto de hoy como el «inicio de una hoja de ruta de movilizaciones para que se tome en cuenta a la ciudad de Gijón», ciudad que ha dicho «'basta' de este letargo de 16 años» a través de  «todo tipo de movilizaciones y de presión social» con un solo fin: «Decirle al ministerio que en Gijón hay unidad, que en Gijón vamos a por todas con el Plan de Vías y que no podemos volver a ser una ciudad del tercer del mundo con ese plan de integración ferroviaria que no avanza». El ministro Ávalos -al que Tita Caravera ha invitado a «venir en tren» a Asturias-  «tiene que poner el dinero encima de la mesa, tiene que dejarse de enredar con declaraciones de su secretario de Infraestructuras», ha subrayado Adrián Arias. El líder vecinal ha advertido asimismo de la intención de Gijón de sumarse a un frente «con otras ciudades de Asturias y del estado español», empezando por Langreo igualmente pendiente de su plan de soterramiento ferroviario, «para plantear en Madrid la solución de los problemas».

El pesimismo de Caravera

Por su parte, Tita Caravera ha hecho memoria de la anterior movilización de la Plataforma, que encabezó. «En aquel momento dimos un pequeño empujón, recibimos muchas promesas que ya veis en qué quedaron, en nada», ha recordado, sin ocultar que se siente «un poco pesimista»:;«Yo no lo voy a ver, porque ya tengo mis años, y porque esto va a ser larguísimo y cada vez me asusta más la cantidad de dinero que se necesita», ha anticipado la exlíder vecinal, que no obstante confía en la proximidad de las elecciones como ocasión para desbloquear el Plan: «Estoy segura de que en marzo o abril va a salir algo porque hay elecciones y los políticos aprovechan. Si el año que viene, en el que hay elecciones, no logramos que esto se ponga en marcha, estaremos en un letargo de otros cuatro años».

Caravera ha recordado críticamente las responsabilidades políticas compartidas del retraso («tuvimos gobiernos de todos los colores») pero ha querido también «romper una lanza a favor del ayuntamiento de Gijón, que peleó y pelea»: «Carmen Moriyón cree que tiene que estar ahí, y está, y eso se lo agradecemos, porque algunos vienen pero con muchos reparos», ha asegurado antes de desear que «volvamos a vernos en dos meses» para celebrar que «ya tenemos plan, ya tenemos perres, ya tenemos plazos».

Junto a un tren de cartón

Después de estas palabras, escoltada por dirigentes vecinales y junto a un pequeño tren de cartón con la leyenda «Si no hay financiación... el tren va a ser de cartón», Tita Caravera ha dado lectura a un manifiesto en el que se considera «sencillamente inaceptable» la demora transcurrida desde la puesta en marcha del Plan y la creación de la sociedad Gijón al Norte, y ha proclamado el «agravio» de la ciudadanía gijonesa ante «los compromisos que los diferentes gobiernos han suscrito con otras ciudades que sufrían situaciones similares». Gijón no ha recibido la misma «solución plasmada en proyectos, inversiones y plazos»; por el contrario -ha proseguido Caravera- «persisten incertidumbres y no existe nada que pueda considerarse definitivo».

Por ello, y ante la circunstancia aún más agravante de las inversiones ya realizadas en actuaciones como el túnel del Metrotrén, la representante de la Plataforma ha pedido que se dé «contiunidad a las actuaciones» y se pongan «sobre la mesa las inversiones necesarias» porque, ha añadido, «es el tiempo de Gijón/Xixón y de Asturias». Tras pedir unidad, el manifiesto anuncia: «No admitiremos más retrasos, más excusas, más justificaciones vengan de donde vengan para paralizar las inversiones previstas» y advierten de que estarán «vigilantes» y «en su caso» se realizarán «las acciones reivindicativas que entendamos necesarias para la defensa de los intereses de la ciudad».

Comentarios

Gijón proclama con una sola voz que «se ha agotado la paciencia» ante el letargo del Plan de Vías