La alta costura se asoma al paseo de Begoña

El diseñador Eduardo Andés, cuyos diseños han lucido «celebrities» y aparecido en series como «Velvet» o «Gran Hotel», inaugura en Gijón su segundo atelier en España

Eduardo Andés, en su atelier junto al Paseo de Begoña de Gijón
Eduardo Andés, en su atelier junto al Paseo de Begoña de Gijón

Gijón

Dice Eduardo Andés que Gijón «es la capital norteña de la moda en España» y que ha encontrado en sus calles y escaparates «elegancia y exquisitez». Y que esa es la razón de que el diseñador de moda haya escogido la ciudad para abrir su segundo atelier, en el que prolongará el trabajo que desarrolla en su casa madre, en pleno barrio de Salamanca en Madrid. Un luminoso primer piso con entrada por la calle Menen Pérez asomada al extremo más céntrico del paseo de Begoña acogió el lunes la inauguración de lo que Andés invita a considerar como «un faro de la alta costura en Gijón». Ha escogido precisamente ese lugar porque recuerda que Begoña era «el paseo donde antaño la gente transitaba luciendo sus mejores galas». Y espera poder convertir ese mismo escenario en una gran alfombra roja con 'celebrities' y baile de máscaras en el teatro Jovellanos en marzo del año que viene después de que el mal tiempo de hace dos fines de semanas arruinase el acontecimiento.

Entretanto, celebró la apertura con un acto más íntimo en el que, además de dar a conocer el atelier y su cuidada decoración en tonos dorados, se trajo a Gijón algunos de los modelos que 'celebrities' han lucido en galas de entrega de los Goya o han aparecido en series televisivas como Velvet o Gran Hotel. En su nueva sede hará lo que le gusta hacer: una alta costura que entiende como «el modelado de obras de arte en el cuerpo», buscando en cada vestido «una pieza única, personal e inigualable». «Apoteósica y única, como la mujer asturiana», añade.

Afirma Andés que su trabajo se dirige a la «clienta de pie de calle que ama la belleza y aprecia y trata la moda como lo que es, arte».Tiene ya sus primeros encargos pero prefiere mantener la «intriga» porque -anticipa- «uno de ellos va a dar mucho que hablar». Prefiere no hablar de precios porque «quien ama la moda no podría definir un precio»: «Me refiero a que lo màs bonito es poder llegar a todo el mundo. La alta costura no es sólo para ricos», aclara Andés, que no solo está dando vueltas a la mejor solución para sus primeros encargos gijoneses sino también a lo que vendrá en marzo: «La suspensión por el mal tiempo ha hecho que vuelva loco a todo el equipo y surjan nuevas ideas para hacer del paseo de Begoña una auténtica cajita de cristal llena de glamour», promete.

Comentarios

La alta costura se asoma al paseo de Begoña