«Zaniki», un historia «necesaria» sobre la supervivencia de la tradición

La Voz GIJÓN

GIJÓN

Un fotograma de «Zaniki», de Gabriel Velázquez
Un fotograma de «Zaniki», de Gabriel Velázquez

La familia Mayalde, integrante de un grupo salmantino de música tradicional, protagoniza la nueva película de Gabriel Velázquez, centrada en la relación entre un abuelo y su nieto

19 nov 2018 . Actualizado a las 15:41 h.

El director salmantino Gabriel Velázquez ha afirmado hoy que su nueva película, Zaniki, es un «documento necesario» que pretende reivindicar la «recuperación de la tradición» a través de un relato intergeneracional entre abuelo y nieto. «Es más que una película. Me parece bestial, necesario y obligatorio», ha dicho durante la rueda de prensa de presentación del largometraje, que compite en la sección oficial del Festival Internacional de Cine de Gijón. Velázquez ha indicado que la película, rodada con los miembros de la familia Mayalde, integrantes de un grupo salmantino de música tradicional, narra la vida de unas personas «mágicas» que «no son actores», según informa EFE.

«No ensayábamos. Buscábamos siempre que las cosas fuesen bonitas, pero no de cualquier manera», ha dicho antes de comentar que la idea de rodar con Eusebio, el protagonista, le llevaba rondando por la cabeza desde «hace varios años», aunque por su cantidad de trabajo «era difícil pillarle». «Cuando le conocí, le vi llegar con esa indumentaria y cómo hablaba no podía dejar de escucharle», ha apuntado sobre Eusebio.

Ha relatado que Zaniki se realizó en dos semanas en las que la familia Mayalde lo «dio todo» y abrió «las puertas de su casa para que fuese de manera natural». «Todo está recreado, pero de una manera naturalista», ha asegurado tras aclarar que no se trata de un documental y explicar que el contenido se confeccionó uniendo el «guión cinematográfico y el vital» de la familia.