Así va a ser la renovación de los contenedores de basura en Gijón

¿Qué hay que echar al nuevo contenedor marrón? ¿Qué es lo más extraño que ha aparecido en los de color verde? ¿Por qué en menos de un año hay que reciclar el 50% de los residuos domésticos?

Contenedores de fracción resto.
Contenedores de fracción resto.

Gijon

Los contenedores de la imagen que acompaña estas líneas tienen los días contados. La Empresa Municipal de Servicios del Medio Ambiente Urbano (Emulsa) iniciaba en 2017 un plan a cinco años para renovar 5.520 contenedores de basura en Gijón. De ellos, 1.155 tendrán la tapa marrón que identifica las unidades de residuos orgánicos, claves para Emulsa para aumentar las tasas actuales de reciclaje y de reutilización.

Los nuevos contenedores de reciclaje, con tapas de colores
Los nuevos contenedores de reciclaje, con tapas de colores

El tiempo apremia y solo queda un año para cumplir un objetivo que la Unión Europea marcaba en 1998: que se recicle el 50% de los residuos domésticos. En la actualidad, en Gijón, se recicla un 27%. Como en el resto de España.

Hoy precisamente comienza la instalación de 170 nuevos contenedores de color marrón en la zona oeste de Gijón y, al mismo tiempo, se está desarrollando una intensa campaña informativa y de sensibilización ciudadana con medio centenar de actividades para resolver dudas sobre su funcionamiento y motivar a la ciudadanía a colaborar en el cuidado del medio ambiente. En las sesiones y las actividades informativas, además, se entregará de forma gratuita un cubo de basura marrón y un imán explicativo de cómo se deben separar los residuos por contenedores.

Los vecinos de la zona oeste que acudan a un punto de información recibirán un cubo marrón y un imán con los residuos orgánicos que van al contenedor marrón
Los vecinos de la zona oeste que acudan a un punto de información recibirán un cubo marrón y un imán con los residuos orgánicos que van al contenedor marrón

Estas son diez preguntas clave sobre la renovación de los contenedores en la ciudad para reciclar la mitad de los desechos que se generan como exige y ya se hace prácticamente en toda Europa.

1. ¿Qué se tira y que no se tira al contenedor marrón?

Al contenedor marrón deben ir los residuos de frutas, frutos secos, semillas, flores, plantas, verduras y hortalizas, ya sean cocinadas o no, además de restos de carne y pescado, cáscaras de huevos, marisco y queso, pan, bollría y comida cocinada en general. También se pueden tirar papeles, servilletas, cartones y manteles de papel usados y sucios, tapones de corcho, cerillas, serrín, posos de café y bolsitas de infusiones.

Y no deben ir pañales, colillas, restos de aspirador o barredura, tiritas, los excrementos de los animales o la arena de los gatos. Todo esto debe depositarse en el contenedor verde, al ser residuos no reciclables.

 2. ¿Por qué hay que utilizar la tarjeta ciudadana en el contenedor marrón?

Uso de la tarjeta ciudadana en un contenedor marrón en Gijón.Los contenedores marrones se abren utilizando la tarjeta ciudadana
Los contenedores marrones se abren utilizando la tarjeta ciudadana

Para tirar restos orgánicos al contenedor marrón hay que utilizar la tarjeta ciudadana. En la parte superior de estos contenedores existe un sensor que se activa al aproximar la tarjeta ciudadana, cuyo uso se explica en Emulsa en que es una manera de asegurar que los residuos que se depositan son orgánicos. Al menos un 99% de ellos tienen que serlo porque, de no ser así, el contenido entero del contenedor no podría ser reciclado.

Estos residuos orgánicos se llevan a una planta de Cogersa, en la que se separan las bolsas de plástico, para transformarlos en compost o en biogás. La basura orgánica no se puede vaciar a granel en el contenedor y, pese a que desde Emulsa se indica que lo idóneo es utilizar una bolsa de plástico cerrada, también se pueden usar envoltorios de papel o de cartón.

 3. ¿Cómo de concienciados están los gijoneses que reciclan basura orgánica?

Lógicamente mucho, pero es que además los residuos orgánicos que proceden de los contenedores marrones de Gijón son de una alta calidad, dando lugar por tanto a un compost muy bueno, y esto significa que quien recicla orgánica es una persona concienciada que no comete errores al separar los residuos en su vivienda.

4. ¿Por qué los nuevos contenedores tienen tapa?

La tapa, que en principio podría ser causa de retraer el reciclaje, tiene explicación. No pesa, ya que es de plástico, y, al ser el contenedor más bajo, es más accesible que los antiguos metálicos. Tampoco lleva pedal para facilitar su uso.

Lo que aún se está estudiando en Emulsa, respecto a la renovación de los contenedores de reciclaje de toda la ciudad, es si se mantienen con tapa o con bocas abiertas. Los estudios que se han hecho al respecto indican que, en el caso de las bocas abiertas, tienen que ser reducidas como las actuales para que no entre la tentación de tirar lo que no se debe o para evitar, en el caso de los contenedores azules, el robo de cartones.

 5. ¿Qué es lo más extraño que se han encontrado en Emulsa en un contenedor?

En los marrones, de momento, nada más que basura orgánica. Sin embargo, en los contenedores verdes se han llegado a recoger persianas enteras, televisores, todo tipo de aparatos y objetos que deberían ir al punto limpio y, lo más sorprendente hasta el momento, un ternero muerto.

 6. ¿Por qué reciclar los residuos orgánicos?

Casi la mitad de la basura que los gijoneses tiran a los contenedores de fracción resto, los metálicos verdes, es orgánica. En Emulsa se tiene muy en cuenta este dato para considerar que cuanto más basura orgánica se evite en los contenedores de fracción resto más reducción de residuos y más incremento del reciclaje. En ese sentido, la basura orgánica es clave para pasar del 27% actual de residuos reciclados al 50% que exige Europa en 2020.

 7. ¿Por qué hay que reciclar el 50% de los residuos domésticos antes de 2020?

Reciclar es una obligación medioambiental en los países de la Comisión Europea. La directiva europea sobre residuos que está en vigor, que fue aprobada hace ya 20 años, establecía que en 2020 todos los estados miembros deberían reciclar o reutilizar el 50% de los residuos domésticos. Queda un año por delante para conseguirlo aunque la media de reciclaje en Europa es ya del 45%. De no cumplirse, como ya se ha visto en el caso de la depuradora de la zona este de Gijón y en vista de que España está sumida en el 27%, se recibirán sanciones millonarias.

 8. ¿Cuánta basura orgánica se recoge en Gijón?

Desde 2015, se ha evitado que se depositen en el colapsado vertedero central de Asturias 1,5 toneladas de residuos orgánicos. En 2017, los 35.000 gijoneses que tienen acceso a contenedores marrones depositaron 491.000 kilos de residuos. Las cifras de este año casi duplican las de 2017 y, aunque siguen siendo muy pequeñas, confirman que el reciclaje va en aumento en Gijón.

La planta de biometanización de Cogersa, que en 2017 transformó 930 toneladas de residuos orgánicos de toda Asturias en compost y biogás, necesita muchas toneladas más para poder funcionar a pleno rendimiento.

9. ¿Cuántos gijoneses reciclan?

La respuesta es una de las razones por las que Emulsa, al mismo tiempo que inicia la instalación de nuevos contenedores marrones, pone en marcha campañas de información y concienciación sobre el reciclaje en la zona oeste y en otras partes de la ciudad. Es un dato preocupante: solo un 18% de los gijoneses reciclan habitualmente.

10. ¿Cuántos contenedores marrones hay en Gijón?

Con los 170 que se repartirán por la zona oeste, Gijón finalizará el año con casi 400 contenedores marrones. Eso supone que prácticamente el 25% de la ciudad estará cubierta: una población aproximada de 65.000 personas.

Emulsa iniciaba la colocación de contenedores marrones en 2015 con una experiencia piloto en el Polígono de Pumarín. En 2017 se amplió a zonas de los barrios de Nuevo Gijón, Montevil y Viesques, además de Nuevo Roces al completo. El objetivo es continuar ampliando esta red de contenedores marrones, a lo largo de 2019, en el resto de barrios de Gijón.

También se van a activar para el uso de las comunidades de vecinos cercanas los contenedores marrones asignados a cada uno de los 38 colegios gijoneses que tienen comedor escolar. Para ello, se llevará a cabo una campaña de información en esas comunidades vecinales.

Al mismo tiempo, en los barrios en los que ya existen contenedores de residuos orgánicos se están renovando los demás de reciclaje de forma progresiva. El plan de Emulsa es que, en cuatro años, se unifique la imagen de todos los contenedores de la ciudad. En Viesques, por ejemplo, ya están todos renovados.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Así va a ser la renovación de los contenedores de basura en Gijón