Gijón estrena Plan de Ordenación con la oposición del PSOE

La nueva planificación urbanística, que sustituye a la de 1999 y ha superado 5 años de debates y dos reveses judiciales, ha sido aprobada con una unanimidad rota por el voto contrario de los socialistas

Ayuntamiento de Gijón
Ayuntamiento de Gijón

Gijón

Sesión que se puede calificar de histórica en el Ayuntamiento de Gijón. Después de cinco años de complicada tramitación, con dos revolcones en los tribunales de por medio y no poco debate político y ciudadano, la ciudad está en condiciones de jubilar el Plan General de Ordenación Urbana de 1999 y estrenar Plan General de Ordenación. La Corporación gijonesa ha dado luz verde este miércoles a la aprobación definitiva del PGO, con los votos a favor de Foro, Xixón Sí Puede (XsP), IU, Ciudadanos y PP y el voto en contra del PSOE. De Igual forma, y con la sola abstención del PSOE, ha salido adelante la aprobación de la revisión del catálogo urbanístico. «Es un Plan pactado, acordado y sin estridencias», ha destacado el edil de Urbanismo, Fernando Couto (Foro), que no ha querido olvidar la colaboración de la Administración autonómica. En este sentido, ha mostrado su deseo a que «por el bien de Gijón pueda ser el sustento urbanístico que se necesita por un largo periodo de tiempo». El portavoz forista ha agradecido, según informa Europa Press, el trabajo de todos los grupos y en especial del portavoz de IU, Aurelio Martín, y el ex edil de XsP David alonso -cuya baja oficial en la corporación se verificaba precisamente en este pleno- y del que Couto ha dicho que «este plan lleva su sello». Ha incidido, además, en que ha sido un debate «sano», de propuestas, en el que «cada uno dijo lo que creía mejor».

Couto ha señalado que con este Plan «muy demandado» se desbloquea la situación urbanística actual. Ha remarcado, también, que el PGO basa su crecimiento en suelo urbano básicamente, con 2,5 millones de metros cuadrados que pasan a no urbanizable con excepciones en Cabueñes, Providencia o Peñafrancia. También ha aludido a la preservación industrial en las áreas de astilleros de Armón y el Tallerón o que el 80 por ciento de los antiguos terrenos de la Naval se dedique a industrias limpias o actividades ligadas al mar, sin olvidar que el Plan reserva 4.420 de viviendas de protección de 15.000 estimadas. El PGO, según Couto, se ha «actualizado», ajustado a circunstancias legislativas y demográficas, para un modelo de crecimiento sostenible.

Entre algunos aspectos, ha aludido a que se preserva y potencia el patrimonio natural, se equilibran dotaciones municipales, integra diferentes modos de transporte que facilita la intermodalidad, preserva industrias existentes, potencia la generación de empleo ampliando áreas de industrias limpias, resuelve la fachada marítima en la zona Oeste y Este y consolida a Gijón como parte importante del Área Metropolitana.

El desmarque socialista

El desmarque del grupo municipal del PSOE pone el punto negro en la unanimidad que ha respaldado el plan. Su portavoz, José María Pérez, ha remarcado que siempre se aprobaron los planes urbanos con el apoyo de más de un partido y ha mostrado con orgullo el que el PSOE fuera parte del proceso de transformación urbana de Gijón. Ha incidido, asimismo, en que es fundamental que exista un marco jurídico que dé seguridad a los ciudadanos.

El Plan, no obstante, adolece según los socialistas de carencias que afectan a las posibilidades de desarrollo futuro. Basa el crecimiento de suelos urbanizables, según él, en la tipología unifamiliar, lo que es más caro de mantener y menos sostenible y generará problemas a corporaciones futuras, a su juicio. Sobre Ecojove, ha recordado que tiempo atrás Foro dijo que era una actuación «en vía muerta, caducada», por lo que si se quita esta actuación, no se cumpliría con el porcentaje de vivienda de protección. Es lo que, a ojos de Pérez, no comporte el PSOE, porque no atiende a los cambios demográficos en una ciudad donde «cada vez hay más personas que viven solas».

Ha recalcado, además, que si bien el contexto de 2019 es muy diferente al de 2011 -fecha del último PGO--, se podía haber protegido el modelo de desarrollo en zonas urbanizables. Con todo, el PSOE sigue manteniendo «algunas dudas», ya que el PGO defiende un modelo con el que discrepan y por el que merece la pena pelear. Es por ello, que ha justificado el rechazo del PSOE a que se podían hacer las cosas «de otra manera» , por lo que ha avanzado que van a dar «la batalla» porque el modelo de crecimiento urbano permita atender las necesidades de los ciudadanos , ya que el actual «limita las posibilidades del Gijón del futuro».

El portavoz de Xixón Sí Puede (XsP), Mario Suárez del Fueyo, en su caso, ha destacado que en este día se aprueba el PGO en un clima «de tranquilidad y sosiego», lo que no ocurrió con los dos planes urbanísticos anteriores, anulados judicialmente. Ha resaltado, a este respecto, que hay un consenso tanto con la zona rural como la urbana, con los sindicatos y el empresariado, lo que es vital, a su juicio, para que salga adelante este plan. También ha apelado al consenso político logrado para su aprobación.

Ha incidido, asimismo, en que es «el mejor PGO que XsP puede defender», aunque no sea el que a él le gustaría «en su totalidad». Sí logró XsP, a su parecer, que no se siga construyendo en primera línea de playa y que se evite la especulación de los terrenos. También ha aludido a la Zalia, un «erial», a su juicio, que solo sirve para «sacar dinero al Ayuntamiento». Del Fueyo, además, ha apuntado a la importancia de que se tenga en cuenta el Plan de Movilidad.

Por su parte, el portavoz del PP, Pablo González ha agradecido la labor de todos los grupos para llegar a un consenso. Asimismo, ha resaltado que el PGO es el «gran documento que va a hacer ciudad en el futuro» y que aporta «gran seguridad jurídica». Ha lamentado, eso sí, que quede sin resolver la redimensión de la Zalia, que afecta a los vecinos de la zona. «Todo empieza aquí, no termina», ha apuntado sobre su aprobación, para añadir después que va a depender de la gestión posterior, que salve cuestiones como la burocracia.

El portavoz de IU, Aurelio Martín, por su lado, ha destacado que no fue fácil sacar adelante este plan en un contexto actual «de auténtico frentismo», donde hoy importa más la defensa de elementos «identitarios», según él. «El plan no es de nadie y es un poco de todos», ha asegurado Martín, quien ha hecho mención especial al esfuerzo del edil de Urbanismo, Fernando Couto (Foro), y el ex edil de XsP David Alonso para que saliera adelante. Entre otras cosas, ha resaltado que es un plan más acorde a «un desarrollo sostenible» y una ciudad «más compacta», con una reducción de 2,5 millones de metros de suelo urbanizable.

En cuanto al portavoz de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, ha destacado que este Plan recoge principios básicos irrenunciables como es el impulsar un desarrollo urbano controlado y que no haya un propósito especulativo. Ha opinado, además, que se debe priorizar la regeneración urbana y la rehabilitación, y se ha mostrado en contra de la vivienda colectiva en la zona periurbana y de un nuevo parque científico en la zona de Naval Gijón.

Por otro lado, en el Pleno, en el que se ha guardado un minuto de silencio por la muerte reciente del ex presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, se ha aprobado por unanimidad el convenio del Plan de Vías.

Comentarios

Gijón estrena Plan de Ordenación con la oposición del PSOE