Las acusadas de agredir al empleado de una tienda el 8-M niegan los hechos

La ausación pide una multa de 4.800 euros contra las tres mujeres por un delito contra el derecho al trabajo y otro leve de agresión a un trabajador de «Mango», al que acusan a su vez de agredirlas

Manifestantes feministas ante un comercio de la calle Corrida de Gijón en la huelga general del 8-M
Manifestantes feministas ante un comercio de la calle Corrida de Gijón en la huelga general del 8-M

Gijón

La Fiscalía ha elevado a definitiva la petición de multa de hasta 4.800 euros para las tres mujeres, integrantes de un piquete, acusadas de entrar en una tienda de Gijón a increpar y presionar a los trabajadores que no secundaban la huelga convocada el pasado 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer, hechos negados por todas las encausadas durante el juicio celebrado hoy. En la vista oral, que ha tenido lugar en el Juzgado de lo Penal número 1 de Gijón, el Ministerio fiscal ha considerado probado que las tres acusadas han cometido un delito contra los derechos de los trabajadores y a dos de ellas además les imputa un delito leve de lesiones por agredir a uno de los empleados del establecimiento «Mango», ubicado en la calle Corrida.

En el juicio, que ha quedado visto para sentencia según informa EFE, las dos acusadas de participar en la agresión han negado este extremo y han defendido que fue el trabajador del local quien les propinó un fuerte golpe en el pecho a una de ellas y empujó a otra contra un cristal cuando intentaban colocar pegatinas de la convocatoria de huelga. También han rechazado cualquier tipo de actitud agresiva con los empleados, puesto que acudieron solo «a informar» de la jornada de huelga feminista y a repartir folletos. Por su parte, la tercera acusada de un delito contra los derechos de los trabajadores ha negado haber entrado en la tienda, versión apoyada por las otras dos mujeres.

Además de los policías que redactaron el atestado, han comparecido siete testigos, entre ellos el trabajador presuntamente agredido, quien ha confirmado que todas ellas accedieron al local, dos le agredieron con «puñetazos» y «arañazos» en los brazos y le profirieron insultos como «esquirol» y «agresor machista». La Fiscalía sostiene que existe base probatoria de que el pasado 8 de marzo, a las 11:30 horas, las acusadas actuaron «en grupo» y, a través de la «coacción» e «intimidación», intentaron «perturbar la actividad laboral» en el establecimiento. Según la versión fiscal, la presión fue aumentando hasta que dos de las acusadas agredieron a un empleado llegando a iniciar «una jauría contra él» mediante insultos como «machete al machito, machito muerto abono pa mi huerto, agresor machista».

El Ministerio fiscal constata que «en ningún momento» los piquetes informaron sobre el derecho a huelga de ese día y que el «incidente fue sostenido y no puntual». La Fiscalía solicita, además de la multa, que dos de las acusadas indemnicen al Servicio de Salud del Principado en la cantidad que se acredite en concepto de gastos médicos.

Comentarios

Las acusadas de agredir al empleado de una tienda el 8-M niegan los hechos