La Renta Social entra en el limbo, a la espera del 26-M

XsP e IU se quedan solos en el apoyo a la propuesta de comerciantes y vecinos de consensuar unos mínimos para garantizar la fórmula de las ayudas tal y como se ha desarrollado en este mandato

Oficinas de la Renta Social Municipal en El Coto (Gijón).Oficinas de la Renta Social Municipal en El Coto (Gijón)
Oficinas de la Renta Social Municipal en El Coto (Gijón)

Gijón

La Renta Social Municipal, tal y como se ha desarrollado en este mandato municipal, es por el momento historia. Solo los grupos municipales de Xixón Sí Puede e Izquierda Unida han apoyado la continuidad del programa de ayudas del que fueron promotores, plasmado en una fórmula de colaboración con la Unión de Comerciantes que no ha recibido el respaldo del resto de los partidos de la oposición. La reunión con comerciantes y la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAV) de Gijón, que han presentado un documento de mínimos, no ha logrado el consenso tras la reciente decisión del gobierno local de Foro Asturias de desviar el presupuesto de una nueva convocatoria de la Renta Social al pago de ayudas de emergencia. La propuesta aspiraba a «garantizar las necesidades básicas» y evitar el «riesgo de exclusión social» comprometiendo «estabilidad presupuestaria, eficiencia y control administrativo», aunque condicionados por la «realidad de cada momento».

Comerciantes y vecinos planteaban la vigencia del programa como un «instrumento adecuado para paliar las situaciones de precariedad económica», según ha destacado en rueda de prensa posterior a la reunión el presidente de la Unión, Germán Heredia, quien no ha ocultado su «gran disgusto» y el del sector ante lo que considera un cambio de «las reglas del juego» por parte del Gobierno de Carmen Moriyón. Heredia ha recordado que la fórmula empleada en las primeras convocatorias de la Renta Social han supuesto una inversión «cierta» en el comercio de proximidad, un sector que concentra «el 18 por ciento del empleo de la ciudad»

Por su parte, y según informa EFE, el presidente del colectivo vecinal, Adrián Arias, ha señalado que este proyecto «pionero» debe «seguir siendo una realidad» ante la cual «el gobierno no se puede desentender». «Ante los problemas de la sociedad no puede haber una administración abstencionista», ha puesto de manifiesto antes de confiar en que la próxima Corporación municipal apueste por esta medida social. Arias ha pedido a los partidos políticos que no estén en el «espectáculo» y en «campaña electoral de manera continua».

Respecto a la posición de los partidos, el concejal del PSOE José Ramón García ha recordado que no es el modelo defendido por su formación, que aboga por ayudas finalistas que puedan repercutir en el comercio local, pero que incidan en la reinserción laboral. Por parte de Xixón Sí Puede, su portavoz, Mario Suárez del Fueyo, ha lamentado que existan «diferencias irreconciliables» en torno a esta prestación al mismo tiempo que ha advertido al resto de partidos de izquierda que para alcanzar un futuro gobierno deben apoyar la continuidad de la renta. Su homólogo de IU, Aurelio Martín, ha lamentado que, en vísperas de elecciones, los consensos políticos sean «complicados» en relación a estas ayudas municipales, que entran en un periodo de «incertidumbre».

Por último, el coordinador de Ciudadanos en Gijón, Rubén Pérez, ha recordado que la formación naranja considera «insostenible» desde el punto de vista económico la renta social, tal y como está concebida.

Comentarios

La Renta Social entra en el limbo, a la espera del 26-M