El folk de Lea Poldo busca mecenas

La cantautora asturiana abre una campaña de crowdfunding para recaudar los 1.200 euros que necesita para «fabricar» sus dos primeros discos

Lea Poldo, alias de Sofía Fernández, en una imagen promocional
Lea Poldo, alias de Sofía Fernández, en una imagen promocional

Gijon

Le quedan dos semanas para conseguir recaudar los 1.200 euros que necesita para «fabricar» dos discos, Cantos de Corazón, Hígado y Pulmón (2016) y Libélula, Luciérnaga, Dragón (2018), que ya están disponibles online y que van camino de estarlo en formato CD. «No tengo sello discográfico ni distribuidora. No estoy dentro de la industria y me autoedito, así que el micromecenazgo es la manera que he encontrado para editarlos», explica Sofía Fernández, cuyo alter ego musical y poético es Lea Poldo, cantautora y arpista asturiana de folk que siempre luce un estupendo bigote en el escenario y que, ante la insistencia de quienes no se conforman con escuchar su música online, ha abierto una campaña de crowdfunding en Verkami para editar sus dos primeros trabajos.

«Muchas personas que van a los conciertos quieren llevarse el CD como objeto y me han ido insistiendo. Además, a muchas emisoras de radio les gusta recibir un sobre con un CD dentro, poder tocarlo y no deja de ser la manera de que te hagan más caso», considera Fernández. Artista polifacética, compone canciones y poemas, toca el arpa y su música, como ella misma indica en Verkami, ha sido etiquetada como nuevo folk en la línea de artistas como PJ Harvey («¡todo un honor!»), Fiona Apple o Kate Bush.

Los dos álbumes están compuestos de canciones en castellano y en inglés, grabados, mezclados y masterizados a falta solo de la fase de fabricación, para la que necesita esos 1.200 euros que, en parte, se destinarán a las recompensas de los mecenas que le ayuden a conseguirlo.

La grabación del primer disco se realizó en Oviñana, en el estudio del desván de madera de Javi Otero, el músico que la acompaña con instrumentos como el armonio, la guitarra acústica, cajas shruti, el pandero o el xilófono. «Fue una grabación ingeniosa, un experimento, para la cual utilizamos micrófonos de grabación de campo pequeños, aprovechando la quietud de la noche y registrando el sonido de la lluvia o los cantos de los pájaros que se filtraban por el desván», indica Fernández, para reflejar el mimo que se le puso a esta grabación.

En el segundo, en un estudio de Oviedo, contó con más medios técnicos e instrumentos, como el contrabajo de Dolpho Montes. Los dos discos ya tienen sus carátulas diseñadas, con fotografías de Laura Alonso en la costa de Gijón, y son la recompensa tangible para quienes se animen a participar en esta campaña de micromecenazgos.

«Tengo una gama bastante amplia de recompensas desde los cinco euros pasando por 10, 17, 20, 25 o 50 euros. Hay recompensas que son tangibles. Por ejemplo, por 17 euros se llevan los dos discos, un poemario y ocho postales, pero también hay recompensas que son experiencias», explica Fernández. Una de ellas, que supone además la aportación más alta de 250 euros, es un concierto privado «en tu salón, terraza o jardín» de una hora de duración.

«O un taller de escritura o un paseo por la costa de Gijón en el que, caminando, explico mi proceder creativo y de dónde vienen las canciones», indica, explicando también que, ligados a esta campaña de micromecenazgo, ha planteado también cuatro conciertos. El primero abrió la campaña en febrero y el segundo se celebrará mañana, a las 21.30 horas, en La Caja de Músicos.

«Con ellos, las personas que no desean ninguna recompensa pueden aportar al proyecto también de na manera más libre, bien a través de la entrada o la voluntad si no hay entrada». Fernández, en todo caso, incluye estas aportaciones como analógicas en el contador de Verkami.

Un tercer concierto se celebrará el 22 de marzo en El Manglar de Oviedo, a pocos días de que finalice la campaña de recaudación, y el último, que ha llamado el Concierto del Dragón, el 25 de abril en la sala Memphis de Gijón. Si la campaña sale adelante, porque en Verkami es todo o nada, la recogida de las recompensas tangibles se realizará en este último concierto en el que Lea Poldo actuará con músicos invitados y presentará canciones nuevas que aún nadie ha escuchado. «Los mecenas pueden entrar a un precio reducido», apunta, indicando que el concierto seguirá adelante consiga o no su objetivo. 

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

El folk de Lea Poldo busca mecenas