La Jovellanos que reclama una calle con su nombre (no con su apodo) en Gijón

XsP pide que la identidad de Xosefa de Jovellanos, la primera escritora en asturiano y una notable intelectual de su tiempo, se añada al mote de «La Argandona» con el que figura en el callejero gijonés

Xosefa de Jovellanos
Xosefa de Jovellanos

Gijón

Xixón Sí Puede quiere que Xosefa de Jovellanos (1745-1807) tenga calle con su propio nombre, y no con el apelativo de 'La Argandona' como actualmente figura en el callejero la vía que le fue dedicada en el barrio gijonés de El Llano. La primera escritora en Asturiano, ilustrada y culta como su hermano Gaspar Melchor de Jovellanos y pionera en el fomento de la educación de las mujeres está «invisibilizada» tras el apellido de su marido, Domingo González de Argandona; una circunstancia que hace que la mayor parte de sus actuales vecinos y vecinas desconozca los méritos de una mujer que destacó «tanto por su obra literaria en asturiano como por su labor social». Por ello, XsP ha hecho suya la demanda de Manuel Santiago, presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos del Instituto Jovellanos, y ha propuesto que a la actual calle la Argandona se le añada el nombre propio que identifica ese apelativo: «Un añadido», asegura la formación en un comunicado, «que no interferiría con cuestiones referidas al correo o los comercios de la vía, ya que únicamente sería una suma al nombre actual y no un cambio de denominación». El equipo de Gobierno ha aceptado el ruego en tal sentido presentado este lunes en la Comisión de Bienestar Social, Cooperación, Cultura y Educación.

«Es de justicia darle el nombre completo que corresponde a esa calle. SI hoy hiciéramos una encuesta en Xixón descubriríamos que buena parte de la población desconoce que esa calle se corresponde con Xosefa de Jovellanos, a la que se refiere con el apellido de su marido», explica Mario Suárez del Fueyo, portavoz de XsP, en un comunicado.

Xosefa de Jovellanos fue «la primera mujer escritora en asturiano en una obra en la que trasladó el espíritu de la Ilustración y denunció la miseria y las injusticias sociales», argumenta el comunicado, que, también recuerda que «fundó una escuela para niñas llamada Enseñanza Caritativa de Nuestra Señora de los Dolores, la Argandona, favoreciendo que las niñas pudieran acceder a la educación, hasta entonces reservada exclusivamente a los niños».

Hermana del ilustrado Gaspar Melchor de Jovellanos, quien la persuadió, «por decoro», para que no volviera a casarse tras quedar viuda y perder a sus hijas siendo muy joven, termina ingresando en el monasterio de las Madres Recoletas Agustinas Descalzas de Xixón a los 48 años. Antes de eso brilló por su categoría intelectual durante su estancia en Madrid.

Solo 112 mujeres en 2.500 calles

«Es hora de dar el nombre que le corresponde a esta figura destacada de Xixón y corresponde a la clase política hacer pedagogía, a través de los nombres de las calles, para dar a conocer a las personas que jugaron un papel clave en nuestra ciudad a través de sus obras y su trabajo», señala en su comunicado Suárez Del Fueyo, quien considera «una asignatura pendiente» igualar la presencia de la mujer el callejero, ya que «en 2010 de las 2.500 calles del concejo solo 112 llevaban nombres de mujer».

«Después de este 8 de marzo y el anterior las mujeres ya hemos tomado las calles, pero nos falta estampar nuestros nombres en el callejero. La desigualdad sigue presente en el mapa urbano y refleja un viario con exclusión histórica», denuncia por su parte Inés Mallada, responsable del Área de Feminismos de Podemos Xixón. Mallada indica que a lo largo del tiempo «se han ido colando personajes femeninos en el callejero, fundamentalmente de santas y beatas, nombres de pila sin apellidos, princesas o sobrenombres como el de Argandona, Aunque sea de manera simbólica, su presencia resulta justa y reparadora y con esta iniciativa tratamos de enmendar esas ausencias». La responsable del Área de Feminismos de Podemos Xixón señala además la marginalidad urbana de muchas de las calles dedicadas a mujeres, y pide que lleguen también al callejero más céntrico.

Comentarios

La Jovellanos que reclama una calle con su nombre (no con su apodo) en Gijón