«Soy el primer convencido de 30 Días en Bici: usaba el coche para todo y hoy lo tengo a la venta»

«Cada vez a más gijoneses les gusta la bicicleta y a la bicicleta le gusta Gijón», asegura Manuel Viña, coordinador local de esta campaña que promocionará el uso diario de la bici como medio de transporte durante los 30 días de abril

Manuel Viña, de 30 Días en Bici, en Poniente.Manuel Viña, de 30 días en Bici, en Poniente
Manuel Viña, de 30 días en Bici, en Poniente

Gijon

Nombre: Manuel Viña

Edad: 41 años

Lugar de nacimiento: Cabueñes

Ocupación: Bicimensajero y pedal derecho de 30 Días en Bici, la campaña de promoción del uso diario de la bicicleta que arranca hoy y se prolonga hasta el 30 de abril.

 -¿Algún motivo en particular para dar hoy los buenos días?

-Abril is coming, comienza el mes de la bici.

-¿A qué hora se ha levantado?

-A las 7, todos los días.

-¿Con qué pie?

-Con ambos dos.

-¿Qué ha desayunado?

-Un café con leche y dos aceitadas.

-¿Y con qué noticia, buena o mala, se ha desayunado?

-Galicia arde de nuevo.

-¿Su primera alegría de hoy?

-Descubrí que aún me quedaban dos aceitadas que traje de Zamora.

-¿Su primer cabreo diario?

-Da igual la velocidad que lleve, siempre me como el mismo semáforo.

-Imagínese que se levanta alcalde. ¿Qué deberes se pondría para hoy?

-Tratar de impulsar el Plan de Movilidad Urbana Sostenible y Segura.

-Si tuviera que llevar a un foriatu a un barrio que resumiese el espíritu de Gijón, ¿cuál sería?

-Cimadevilla, lo tiene todo, es un Gijón en miniatura.

-¿Y para andar en bici?

-Le llevaría hasta La Camocha por la vía verde y volveríamos por la senda fluvial del Piles.

-¿Cuántas horas se pasa al día subido en una bicicleta?

-Seis horas por trabajo y otras dos por ocio.

-Defíname a un buen ciclista.

-El que sabe moverse bien entre el tráfico, sin causar perjuicio al resto pero reclamando a la vez su sitio.

-¿Y en qué se diferencia de un ciclante?

-Un ciclista puede usar la bicicleta por ocio, por deporte…, un ciclante la usa como medio de transporte, olvidándose del coche.

-30 Días en Bici nació hace seis años en Gijón para fomentar el uso diario de la bicicleta. ¿A cuántos y cuántas han conseguido convencer desde entonces?

-Desde Gijón se ha extendido ya a otras 60 ciudades, en total ya son varios miles de alegres ciclistas.

-La principal propuesta de 30 Días en Bici consiste en comprometerse a pedalear todos los días de abril, aunque sea para dar una vuelta a la manzana, y así generar el hábito de moverse en bicicleta. ¿Realmente funciona?

-Conmigo lo hizo, soy el primer convencido, tanto que usaba el coche para todo y hoy lo tengo puesto a la venta.

-¿A los gijoneses les gusta la bicicleta?

-Cada vez a más, y a la bicicleta le gusta Gijón.

-¿Y es Gijón una ciudad amable para desplazarse en bicicleta?

-Es muy llana, y no hay ruta mala si sabes escogerla bien, no siempre lo más recto es lo más rápido.

-¿Qué les diría, entonces, a quienes quieren moverse en bicicleta por la ciudad pero no se atreven?

-Que lo hagan poco a poco. Yo empecé por el carril-bici y enseguida salté a la calzada. Acudir a nuestras actividades de abril puede ayudar mucho.

-¿Y qué actividad les propondría?

-El Ciclo Ciclante, los jueves. Cruzamos Gijón en grupo y proyectamos una película al aire libre con nuestra máquina de cine a pedales.

-¿Y a quienes ya se mueven en bici?

-La del día 30, que subimos en bici al Autocine. Todos los años hay alguien sorprendido por haber sido capaz de subir a La Providencia.

-Le dejan elegir un monumento para sustituir al Pelayo de la plaza del Marqués. ¿Qué propondría?

-Pues una estatua de Quini, un asturiano que fue un ejemplo de buena persona.

-¿Dónde le gusta perderse en la ciudad?

-Por el barrio de la sidra de noche y el parque de Los Pericones de día.

-¿A qué le gustaría que la Lloca del Rinconín le dijese adiós para siempre?

-A los malos humos, en sentido figurado, y literalmente también.

-¿Qué es lo mejor que se puede comer y beber en esta ciudad?

-Hay sidrerías con muy buena parrilla y muy buena sidra. Y hay cervezas artesanas para todos los gustos.

-¿Qué le falta a esta ciudad para ser perfecta?

-Más arena en San Lorenzo y que el tren llegue hasta Cabueñes.

-¿Y qué le sobra?

-Coches dando vueltas y vueltas buscando dónde aparcar.

-¿Y para andar en bici?

-Un poco de educación, desde guajes, tanto del que va en bici como del que no.

-¿A quién mandamos a ver la ballena?

-A todos los pirómanos, a mi vecino, que chatea hasta las 2 de la mañana, y al que aún a día de hoy me ve desplazándome en bici y me dice “¡vamos, Indurain!”.

-¿Y a quién invita a unos culinos con dos docenas de oricios para acabar el día?

-A Antonio Orozco, que es un cachondo, pero será cuando haya oricios.

-¿Qué les va a desear hoy a sus vecinos y vecinas antes de echarse a dormir?

-Que les vaya bonito y me den un descansito.

Comentarios

«Soy el primer convencido de 30 Días en Bici: usaba el coche para todo y hoy lo tengo a la venta»