Así se vivió en Gijón la proclamación de la Segunda República

GIJÓN

«El público llenaba las calles hasta extremos que no pueden expresarse», dicen las crónicas de la época, que calculaban que hasta 15.000 personas se congregaron en la plaza Mayor cuando se izó la bandera republicana en el balcón consistorial

14 abr 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

«No es un sueño, pero lo parece. España está dando ante el mundo un admirable ejemplo de ciudadanía: un cambio de régimen sin convulsiones, sin trastornos, sin desbordamientos». Así iniciaba el 15 de abril de 1931 su editorial el periódico republicano gijonés El Noroeste, que se editó entre 1897 y 1936. El sueño era la proclamación de la Segunda República en España, 58 años después de la primera, en una «jornada histórica», la del 14 de abril de 1931, que en Gijón se vivió entre multitudes como jamás se habían visto.

Portadas de 'El Noroeste' y 'La Prensa' el 15 de abril de 1931, tras la proclamación de la República
Portadas de 'El Noroeste' y 'La Prensa' el 15 de abril de 1931, tras la proclamación de la República

Al menos así lo contaban las crónicas de La Prensa, otro periódico que también se editó en Gijón hasta 1936, que se denominaba independiente y que no estaba ni mucho menos tan cercano al hondo espíritu republicano de El Noroeste. «Cuando avanzaba la mañana y ya iban recibiéndose noticias de Madrid, el público llenaba las calles hasta extremos que no pueden expresarse». La gran noticia que se esperaba de Madrid era una: la proclamación de la República, tras haberse impuesto el frente electoral republicano socialista en las elecciones municipales del domingo 12 de abril de 1931. En Gijón, los resultados habían sido apabullantes: la candidatura republicana conseguía el 71% de los votos emitidos.

Portadas de los periódicos gijoneses 'El Noroeste' y 'La Prensa', tras el resultado de las elecciones municipales del 12 de abril de 1931
Portadas de los periódicos gijoneses 'El Noroeste' y 'La Prensa', tras el resultado de las elecciones municipales del 12 de abril de 1931

Cómo iba a materializarse el traspaso de poderes en un país que un domingo se acostó monárquico y un lunes se despertó republicano generó expectación e incluso inquietud entre los gijoneses, que ya el 13 de abril de madrugada protagonizaron la primera manifestación en la plaza del Carmen, cuando se supo que se pretendían convocar Cortes Constituyentes para dilatar el proceso. Allí era donde tenía su sede el Círculo Republicano de Gijón. De allí, y también de la calle Corrida, salían multitudinarias manifestaciones a mediodía del 14 de abril en dirección a la entonces plaza de la Constitución, hoy la plaza Mayor, para pedir al alcalde saliente que comunicara por telegrama al Gobierno también saliente de Madrid que el pueblo de Gijón quería que se proclamase ya la República.