Así es cómo Gijón se va a subir al carro de la movilidad sostenible

Los partidos políticos de la ciudad coinciden en lo fundamental, pero con matices: casi todos crearían una oficina de la movilidad, algunos le darían una vuelta al transporte público incrementando su velocidad y otros favorecerían el taxi frente al carsharing que se avecina

Ciclistas en Gijón

Gijon

Gijón, en principio, parte con cierta ventaja a la hora de subirse al imparable carro de la movilidad urbana sostenible que, más pronto que tarde, tendrá que ser una realidad al considerarse clave para alcanzar los objetivos de lucha contra el cambio climático establecidos por la Unión Europea. Y, como es más pronto que tarde, la próxima legislatura va a ser fundamental para que la ciudad se adapte a estrategias que van mucho más allá de fomentar el transporte público para limitar el uso de vehículos contaminantes en las ciudades.

Y si Gijón parte con cierta ventaja es porque el Foro de la Movilidad de la ciudad, que ayer organizó un debate con los partidos políticos que se presentan a las elecciones municipales del domingo, empleó más de dos años en lograr el consenso de 80 entidades sociales, institucionales y económicas en torno a un Plan Integral de Movilidad Sostenible y Segura (PIMSS), que recoge buena parte de las directrices y tendencias europeas en un asunto que va a ser protagonista indiscutible en los cambios de una transición ecológica a la que obliga la actual situación de emergencia climática.

En el debate participaron Foro, Podemos-Equo, PP, Xixón por la Izquierda (IU-iAs), Ciudadanos, Por Gijón y Vox. El PSOE excusó su presencia al coincidir el debate con el acto central de su campaña en Gijón, con la presencia de Pedro Sanchez. El presidente del Foro de la Movilidad de Gijón, Miguel Cañete, planteó a los participantes tres cuestiones para impulsar el debate: cuál es el modelo de participación que defienden en las decisiones que se tomen sobre la movilidad en la ciudad, cómo estaría representada en su estructura de gobierno y cuál es el modelo de movilidad que defienden.

Casi todos coincidieron en cuestiones fundamentales como crear una Oficina de la Movilidad, en que el Foro de la Movilidad es la herramienta adecuada para materializar esa participación ciudadana para impulsar una movilidad más segura y sostenible o en propuestas que ya aparecen en buena parte en el plan de movilidad cuya aprobación está pendiente de un informe medioambiental.

También coincidieron en negar que Gijón se haya ido a un concepto de «ciudad futurista» como dijo el candidato de Vox a la Alcaldía al hablar de las peatonalizaciones en el centro de la ciudad. «Desde los años 80 lo que se ha hecho en la ciudad es todo menos futurista», le replicó el representante de Podemos-Equo, Carlos Rodríguez. O que el barrio de Nuevo Roces representa el error a evitar en actuaciones futuras. «Nuevo Roces es como Inglaterra y, nosotros, Europa», llegó a decir la representante del PP, María Jesús Argüelles.

Por orden de representación en la Corporación actual, estas son las principales propuestas que se mencionaron en el debate:

Foro. El concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Transportes, Esteban Aparicio, fue quien representó al actual equipo de gobierno de Gijón en un debate en el que buena parte de sus intervenciones se centraron en defender la gestión llevada a cabo en esta materia en estos últimos años. También anunció que hay tres empresas de carsharing que se unirán en los próximos meses a la que ya existe de bicicletas compartidas. «No es lo mismo que los servicios con conductor como Uber y es una forma de deshacerse de los más de 100.000 turismos que hay ahora en Gijón», consideró, defendiendo también el servicio de autobuses urbanos cuando otros partidos hablaron de mejorarlo para incrementar la velocidad de los viajes. «En Gijón tenemos la segunda velocidad más elevada de España con 14 kilómetros por hora». También respecto a que la flota de Emtusa incluya autocares eléctricos, dijo que cada autobús eléctrico cuesta un millón de euros «y tenemos 92 autobuses en la actualidad, a ver quién pone 92 millones de euros». Y defendió la peatonalización de calles del centro de la ciudad: «De aquí a 10 años tendrá que estar finalizada toda».

Podemos-Equo. Carlos Rodríguez, que forma parte de la candidatura de Podemos-Equo y es experto en movilidad sostenible, dejó claro que «Gijón está viviendo un momento de emergencia medioambiental» que requiere de medidas que la coalición pondría en práctica a través de una Concejalía de Medio Ambiente, Movilidad y Energía, de la que dependería una Oficina de la Movilidad que estaría a su vez en contacto con el Foro de la Movilidad, que consideró una herramienta esencial en el desarrollo del PIMSS. Todo ello para dar respuesta a los problemas medioambientales, de salud pública, de movilidad y energía («que es el gran reto de nuestra era») con un programa que, entre otras propuestas, aboga por aprobar el PIMSS, favorecer la movilidad activa que representan los desplazamientos a pie y en bicicleta en una ciudad «cómoda» para que peatones y ciclistas «sean lo primero»; dignificar los servicios del transporte público para que respondan a las necesidades de la ciudadanía, por ejemplo incrementando las velocidades a través de plataformas únicas de manera que se desplacen sin obstáculos por la ciudad o revisando las tarifas, implantar el taxi rural, favorecer el comercio local y de proximidad para reducir la necesidad de movilidad innecesaria o trabajar para que el Ayuntamiento de Gijón sea productivo en buscar la coordinación con la movilidad metropolitana, «que es el truco del almendruco de la movilidad de Gijón: si seguimos encerrados, al final, vamos a estar todos en un pozo de movilidad innecesaria por muchos aparcamientos disuasorios que se realicen».

PP. «Muchas veces se piensa que la movilidad solo se reduce a Emtusa, las bicis y los coches, y no es así», dijo también María Jesús Argüelles, empresaria en el sector de la movilidad que forma parte de la candidatura del PP, que plantea crear una oficina de la movilidad que trabaje de forma transversal e integrar todos los modos de transporte siguiendo el ejemplo de otras ciudades europeas que han desarrollado iniciativas de movilidad urbana bajo la nomenclatura Mass (Mobility as a service, es decir, la movilidad como servicio). «Es un modelo que funciona y en el que coexisten todos los modos de transporte», dijo, mencionando por ejemplo el servicio compartido de bicicletas o el carsharing. También abogó por una transformación «radical» de Emtusa en todas las líneas, teniendo en cuenta además una futura puesta en marcha del metrotrén, y optando en todo caso por utilizar autobuses más pequeños a ciertas horas punta y con mayores frecuencias para lograr una mayor eficiencia en los trayectos. «Queremos llegar a duplicar el número de viajeros en diez años subiendo la velocidad», indicó.

Xixón por la Izquierda (IU-iAs). El geólogo y experto en ordenación del territorio Cosme García explicó que la coalición de IU-iAs defiende que el Foro de la Movilidad tenga un carácter formal y que crearía una Oficina de la Movilidad que, según dijo, debería de depender de la concejalía de Urbanismo. Consideró que debe adaptarse el PIMSS ya consensuado al plan del área central de Asturias y, como propuestas en la materia, se centró en tres problemas: la falta de aparcamientos en el centro que se resolvería con una reordenación de las zonas de la ORA, la falta de accesibilidad, movilidad y seguridad en algunas céntricas calles ocupadas de forma excesiva por el mobiliario de las terrazas que requerirían de una reordenación y el fracaso de la red de carriles bici, «que no está terminada». En este punto consideró en todo caso que el objetivo final del impulso a la movilidad ciclista sería que las bicicletas ocupasen la calzada, «porque pacifican el tráfico y es su sitio natural». Pese a que dijo que Emtusa ha tenido una gestión buena y «el margen de maniobra es poco», fue muy crítico con el gobierno de Foro por considerar que el Ayuntamiento de Gijón no ha tenido un modelo de movilidad en estos últimos años.

Ciudadanos. «La movilidad nos afecta en nuestro día a día y tiene una importancia capital con los problemas medioambientales de Gijón», dijo el geógrafo Rubén Pérez, coordinador local de Ciudadanos, que crearía una concejalía específica de movilidad y una oficina técnica «con recursos» que tendría como responsable al secretario del Foro de la Movilidad, «al que que hay que darle un marco administrativo para que tenga un carácter formal». En cuanto al modelo de movilidad, «ya está consensuado en el PIMSS y buena parte de nuestras propuestas están ahí recogidas. Es un buen plan que prioriza los desplazamientos a pie, los medios no contaminantes como la bici y el transporte colectivo». También recordó que el PIMSS fija seis aparcamientos disuasorios o vías con carriles solo para autobuses. «Gijón tiene serios problemas de movilidad en los que habría que hacer estudios específicos, pero el modelo ya lo tenemos en el PIMSS. Asumámoslo y llevémoslo a cabo», dijo, considerando que debe apostarse por dejar atrás «tiempos pretéritos, con carriles bici inconexos y actuaciones aisladas sin visión de conjunto»

Por Gijón. «Somos un partido eminentemente práctico», dejó claro Xuan Piedehierro, candidato de Por Gijón, que consideró que el modelo de participación en las políticas de movilidad es secundario, aunque abogó por la coparticipación, si falta voluntad política como dijo que ha sido el caso en Gijón. Este nuevo partido incluiría los asuntos de movilidad en una concejalía que agruparía también medio ambiente y medio rural y, aparte de las medidas en las que más o menos todos coincidieron, se centraría también en lo consideró asuntos prácticos como implantar medidas que, por ejemplo, resuelvan situaciones como que a los taxistas se les multe por ponerse en doble fila en la calle Marqués de San Esteban los fines de semana en las horas punta. O se les tenga en cuenta en los grandes eventos en los que se disponen paradas puntuales de autobuses «y no de taxis». También cuestionó la gestión actual de las zonas de la ORA y de aparcamientos como el de Peritos.

Vox. El candidato de Vox a la Alcaldía, Eladio De la Concha insistió en varias ocasiones en que las decisiones encaminadas a pacificar el tráfico en el centro urbano deben tomarse con prudencia y «no ser demasiado exigentes ahora». Asimismo, enumeró cuatro ideas clave en la materia: microbuses que circulen por el centro realizando trayectos cortos y ayuden a descongestionar el tráfico; aparcamientos «satélite» en las afueras para quienes vienen en coche desde otras zonas de Asturias y que «esos microbuses sean la opción para llegar al centro», ampliar los aparcamientos para bicicletas y motocicletas, incluso ocupando espacio en aceras de gran tamaño, y hacer uso del carsharing en la zona rural, facilitando a través de una aplicación que quienes quieren ir al centro desde una parroquia se pongan de acuerdo.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Así es cómo Gijón se va a subir al carro de la movilidad sostenible