La primera planta española de descontaminación y reciclado de grandes buques estará en El Musel

La Voz GIJÓN

GIJÓN

Panorámica tomada desde la Campa de Torres del puerto de El Musel de Gijón
Panorámica tomada desde la Campa de Torres del puerto de El Musel de Gijón JLCereijido

DDR Vessels se alía con Suardíaz para una planta pionera en España en este tipo de reciclaje especializado que supondrá una inversión de 5 millones y empezará a funcionar este verano

24 may 2019 . Actualizado a las 17:35 h.

DDR Vessels se alía con Suardiaz para el desarrollo de la primera planta de descontaminación, desmantelación y reciclado de grandes buques en España. Suardiaz, empresa líder en servicios logísticos globales y con una fuerte presencia internacional, entra en el accionariado de DDR Vessels para participar en la construcción, en el puerto gijonés de El Musel, del que será el único centro de estas características en nuestro país homologado por la Unión Europea para realizar esta actividad de reciclaje industrial especializado y gestión de residuos navales. El centro de descontaminación naval de DDR Vessels, que prevé estar operativo en julio de este año, tendrá capacidad para reciclar hasta 30.000 toneladas de residuos al año. Esta moderna instalación, que en su primera fase ocupará una superficie total de 10.636 metros cuadrados, es un ambicioso proyecto para que prevé una inversión superior a 5 millones de euros que generará, en la primera fase de su actividad, una veintena de empleos.

La planta de DDR Vessels es la única que dispone en España de autorización para desmantelar y descontaminar embarcaciones de más de 500 GT, tanto de buques de bandera comunitaria como transnacional. Asimismo, es la única compañía española autorizada por la UE e incluida en el registro comunitario LER (Lista Europea de Residuos), en el que tan solo figuran 26 empresas.

«Un buque al final de su vida útil es un residuo peligroso y si su desmantelación no se realiza en condiciones de máxima seguridad, estamos corriendo graves riesgos. Por eso es fundamental que las autoridades vigilen el cumplimiento de las normativas y se aseguren de que las empresas que se dedican a esta actividad cuentan con la Autorización Ambiental Integrada. Las compañías piratas de desguace ponen en grave peligro el medio ambiente, favoreciendo la contaminación del suelo, del mar y del aire, además de suponer una serie amenaza a la salud de las personas y de la fauna marina», precisa Jesús Picatto, fundador y CEO de DDR Vessels.