Ana González ya es la nueva alcaldesa socialista de Gijón

Un largo pleno de investidura ante una corporación con siete grupos políticos ha concluido sin sorpresas y con el respaldo de los 11 concejales del PSOE y el único edil de IU a un proyecto de ciudad sustentado en la igualdad

Ana González, durante su discurso de investidura como nueva alcaldesa de Gijón
Ana González, durante su discurso de investidura como nueva alcaldesa de Gijón

Gijón

Ana González Rodríguez es ya alcaldesa de Gijón. Ocho años después, una regidora socialista vuelve a ocupar la presidencia del mayor ayuntamiento de Asturias con el respaldo, en segunda ronda y tras descartarse la mayoría absoluta, de sus once concejales y el único representante de IU. La abstención del resto de los grupos y la ausencia de candidaturas alternativas ha evitado cualquier sorpresa en una larga sesión de investidura ante un pleno en el que por primera vez se sientan siete grupos políticos, y en el que el denominador común ha sido el ofrecimiento de diálogo y las apelaciones al consenso. Por su parte, Ana González ha sustentado su discurso sobre el valor de fondo de la igualdad, y muy remarcadamente la de género, para desplegar los cuatro ejes fundamentales de su proyecto de ciudad. Un discurso muy al caso en la tercera alcaldía consecutiva desempeñada por una mujer -tras la socialista Paz Fernández Felgueroso y Carmen Moriyón, presentes en el acto- y ante un pleno en el que 16 de sus integrantes son mujeres.

En presencia de inivitados del Gobierno central como la ministra de Sanidad, la asturiana María Teresa Carcedo, y de las autoridades locales actuales y salientes, Ana González ha tomado el bastón de mando tras prometer como alcaldesa y lo ha depositado después sobre la mesa de la presidencia con un desenfadado comentario fuera de protocolo: «Vamos a guardarlo, que empezar con un bastón...» Un comentario que, no obstante, bien podría emblematizar la oferta de entendimiento con las que la nueva regidora se ha comprometido a emprender la tarea de «reinventar el Gijón que queremos para mejorar el presente y ganar el futuro» a «veinte o treinta» años vista.

«El diálogo y construir conjuntamente serán las herramientas que desde el gobierno municipal utilizaremos para que Gijón avance» en una tarea en la que Gijón «no puede perder más tiempo». No obstante, y aunque se han mantenido las cortesías institucionales, Ana González se ha distanciado radicalmente de acuerdos «con ninguna fuerza política que niegue los derechos humanos y la igualdad», en referencia a Vox, que se estrena en el consistorio con dos ediles; algo que, ha precisado, estaría en contra de «lo que acabo de prometer cuando prometí la Constitución».

Comentarios

Ana González ya es la nueva alcaldesa socialista de Gijón