Gijón, fin del camino para el Chilreu

El patrullero de la Armada será remolcado desde Ferrol al puerto de El Musel para su desguace


Ferrol

La compañía asturiana DDR Vessels será la encargada de desguazar el antiguo patrullero de la Armada Chilreu. Tal y como avanzó La Voz, la firma se adjudicó la subasta del buque al presentar la oferta más alta de las dos formalizadas, con una puja de 63.875 euros, frente a los 51.362,33 que puso sobre la mesa la coruñesa Francisco Mata S.A.

Ahora el buque permanece amarrado en la base naval de A Graña, a la espera de que un remolcador lo transporte hasta la planta de descontaminación y reciclaje, ubicada en el puerto gijonés de El Musel.

Según precisan desde la empresa adjudicataria de la subasta pública, el Chilreu llegará a las instalaciones de DDR Vessels a finales del mes de julio. Allí se iniciarán los tareas de desmantelamiento, estimadas en unas ocho semanas hasta la completa desaparición del barco. Primero se encargarán de la estructura superior, con lo que quede del Chilreu todavía a flote. Después será trasladado a la rampa para, ya en tierra, completar la separación y corte de los materiales que componen el casco y la quilla, así como el tratamiento de elementos líquidos que pudiesen causar contaminación de ser eliminados con el barco todavía en el agua. «Estimamos que se puedan recuperar unos 967.000 kilos de hierro y acero, 10.000 kilos de cobre y bronce y 5.000 de aluminio», precisa Jesús Picatto, director de DDR Vessels.

Todos esos materiales, una vez separados, volverán a integrarse en la cadena de producción, como acerías y grandes hornos, siguiendo el patrón de aprovechamiento de los recursos que abandera la economía circular.

Para la firma asturiana será, asimismo, el primer navío de tal porte sobre el que acometa los trabajos de descontaminación reciclaje. Se trata del único centro en España autorizado por la Unión Europea para el desmantelamiento de embarcaciones de más de 500 GT y es uno de los 23 que tienen capacidad de operar en todo el continente europeo, según destaca la compañía.

A la segunda

DDR Vessels se hizo con el Chilreu tras una primera subasta, desierta, en mayo del 2018. En la segunda, un año después, la firma del Principado volvió a presentar su oferta, a sobre cerrado, en una puja inicial establecida en 83.635 euros. Ninguno de los dos candidatos llegó a esa cifra, tampoco a la sucesiva, con un 15% de descuento sobre la anterior y que suponía un desembolso mínimo de 71.089,75 euros. Pero a la tercera, con un suelo de 60.426,28 euros, sí hubo adjudicatario que, de hecho, la superó.

El Chilreu, construido en 1988, fue dado de baja en el 2012.

Comentarios

Gijón, fin del camino para el Chilreu